Ataque a tiros en una comunidad indígena guatemalteca deja once muertos

Guatemala, 8 sep (EFE).- Al menos 11 personas murieron en Guatemala y más de una docena resultaron heridas, entre ellas tres menores de edad, al ser tiroteadas en una tienda de bebidas alcohólicas en San José Nacahuil, una comunidad indígena situada en el centro del país, informaron hoy las autoridades.

El hecho, según confirmó el ministro de Gobernación (Interior), Mauricio López Bonilla, fue perpetrado por entre tres y cuatro sicarios, supuestos miembros de una pandilla, que llegaron a la comunidad, ubicada a unos 20 kilómetros de la capital guatemalteca, en el norte del departamento de Guatemala (centro).

La tranquilidad de la aldea fue interrumpida a eso de las 23.00 horas locales del sábado (05.00 GMT de este domingo) por los sicarios que llegaron hasta la venta de bebidas alcohólicas y dispararon con armas de 9 milímetros contra el grupo que estaba en el comercio.

López, quien llegó al lugar de los hechos, explicó a periodistas que en el sitio no existe ninguna comisaría de la Policía Nacional Civil (PNC) porque esta fue incendiada por los vecinos en el 2007 durante un conflicto social.

Aseguró que debido a informaciones no confirmadas que tenían sobre un eventual ataque en la aldea, una patrulla fue al lugar a hacer un recorrido.

"Tenían como una hora de haberse retirado cuando ocurrió el hecho", señaló el responsable de la seguridad interna de Guatemala, para quien la matanza los tomó de sorpresa porque los índices de criminalidad en San José Nacahuil "son muy bajos".

El ministro dijo que, según las primeras investigaciones, el ataque fue perpetrado por entre tres y cuatro personas, supuestos pandilleros, que ingresaron a pie a la aldea donde luego de la matanza se robaron un vehículo para escapar y lo dejaron abandonado a 3 kilómetros de la comunidad de la etnia maya kakchiquel.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fue informado sobre este hecho, mientras las autoridades desconocen hasta ahora si la matanza está relacionada con extorsiones o el narcotráfico.

El hecho, según pudo observar Efe, se cometió en el interior de una venta de bebidas alcohólicas que no tenía ninguna identificación, donde fallecieron 10 personas, todos hombres.

Las víctimas mortales han sido identificadas como Aurelio Surte Pixtún, Carlos Xocoxit, Santos García Pixtún y Rolando Monroy Pixtún.

También los de Leonardo Agustín González, Santos Vicente Tepén Xuyá, Javier Tepén Soyoz, Santos Surte Pixtún, Inés Peinado Ortíz y Rigoberto Noj Tepén.

En el parque de la localidad también falleció otra persona relacionada con este hecho, aún no identificada, confirmaron las autoridades.

Durante el ataque resultaron heridos tres menores de edad que pasaban por el lugar y fueron trasladados en estado delicado a un centro asistencial, dijo a los periodistas el portavoz de los Bomberos Voluntarios, Sergio Vásquez.

En el hecho criminal quedaron heridas un total de 14 personas, de acuerdo con los cuerpos de socorro que trasladaron a estas personas a los hospitales San Juan de Dios y Roosevelt, en la capital.

Según las versiones de vecinos, el lugar donde ocurrió la matanza tenía tres años de funcionar y uno de sus propietarios era Aurelio Surte, una de las víctimas mortales.

Agentes del Ministerio Público (MP) lograron recoger más de 50 casquillos de las balas disparadas por los pistoleros.

Hombres, mujeres y ancianos indígenas, habitantes de San José Nacahuil, viven un verdadero drama por la matanza, cuyos móviles investigan las autoridades.

Al negocio llegaban a consumir bebidas alcohólicas los habitantes de esa comunidad que trabajan, en su mayoría, como albañiles.

El alcalde del municipio de San Pedro Ayampuc, que pertenece al departamento de Guatemala, Anacleto Peinado, solicitó a las autoridades la presencia policial en la aldea para evitar más hechos lamentables.

Guatemala es considerado como uno de los países más violentos de América Latina.

Entre enero y agosto pasados se registraron en este país centroamericano 4.132 asesinatos, un 5,84 % más que los 3.904 del mismo periodo del año pasado, según las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif). EFE

oro/rsm/dmt