Amano dice que Irán impide verificar la naturaleza de su programa nuclear

Viena, 9 sep (EFE).- El director general del OIEA, Yukiya Amano, aseguró hoy que la falta de cooperación de Irán limita cada vez más la capacidad de la ONU de verificar la naturaleza y los objetivos del programa nuclear de ese país, y exigió la aplicación inmediata de un acuerdo para profundizar las inspecciones.

En un discurso ante el órgano ejecutivo del OIEA, la Junta de Gobernadores, que inició hoy una reunión en Viena, Amano precisó que Irán se niega a ofrecer una versión actualizada del diseño del reactor de agua pesada que construye en Arak, en el que podría producir plutonio, una sustancia altamente tóxica que puede usarse en bombas nucleares.

Esto tiene "un impacto cada vez más adverso sobre nuestra capacidad de verificar efectivamente el diseño de la instalación y para aplicar los controles de salvaguardas", reconoció el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Amano aseguró que Irán "no ofrece la cooperación necesaria" para que los expertos de la ONU pueden dar "seguridades creíbles" sobre la ausencia de actividades y materiales no declarados en ese país.

Por eso, consideró como "esencial y urgente" que Irán negocie con el organismo sobre la naturaleza de sus preocupaciones.

Asimismo, recordó que la Junta de Gobernadores cree que es "esencial para Irán concluir y aplicar inmediatamente" el mecanismo que permitirá profundizar las inspecciones del OIEA.

La próxima ronda de negociaciones entre este organismo de la ONU e Irán sobre ese acuerdo está prevista para el 27 de septiembre en Viena.

La cúpula del OIEA trata de cerrar con Teherán un pacto para profundizar sus inspecciones en Irán, con el objetivo de esclarecer sospechas sobre posibles dimensiones militares del programa nuclear de la República Islámica.

La agencia nuclear de Naciones Unidas investiga el programa nuclear de Irán desde hace ya una década.

Occidente cree que bajo el paraguas de un supuesto programa nuclear civil, Irán se quiere hacer con los conocimientos y materiales para fabricar un arma atómica.

Los iraníes rechazan estas alegaciones y dicen que solo tienen intenciones pacíficas, como la generación de energía o la lucha contra el cáncer.

La reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA que comienza hoy tratará los más recientes avances de los esfuerzos nucleares de Irán, como la ampliación del programa de enriquecimiento de uranio o la construcción del reactor de Arak.

Ante la reciente llegada del nuevo presidente iraní, el moderado Hasan Rohani, y de un nuevo embajador ante el OIEA, existe la espectativa de un cambio de rumbo por parte de Irán.

Por eso, los países enfrentados a la República Islámica no presentarán esta semana ninguna resolución que critique las actividades iraníes, y todas las miradas están puestas en la reunión del 27 de septiembre. EFE