La AMA aprueba los principios del 'pasaporte esteroidiano' en Buenos Aires

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) aprobó este miércoles los principios del 'pasaporte esteroidiano', otro componente del pasaporte biológico, que trata de detectar principalmente el dopaje en la testosterona.

El comité ejecutivo reunido en Buenos Aires validó los documentos técnicos que permiten la evaluación de los resultados por los esteroides anabolizantes andrógenos endógenos, abriendo así el camino para su uso a partir del 1 de enero de 2014 del 'pasaporte esteroidiano' para probar el dopaje de un atleta.

Al contrario de lo que ocurre con un control clásico antidopaje que se centra en detectar una sustancia prohibida en la orina o en la sangre de un atleta, el pasaporte biológico se basa en el seguimiento en el tiempo de las variables biológicas, poniendo en evidencia el dopaje por sus efectos en el organismo.

Hasta ahora, el pasaporte sólo tenía un módulo sanguíneo, el que se enfoca en desvelar las transfusiones sanguíneas, el EPO y otros productos que permiten mejorar la resistencia a través de la observación de las fluctuaciones del hematocrito o de la tasa de los glóbulos rojos jóvenes.

El módulo 'esteroidiano' se basa, por su parte, en la medida de los esteroides anabolizantes y de los andrógenos expulsados en la orina, un medio más inestable que la sangre, por lo que han sido necesarias largas investigaciones científicas.

Si la Federación Internacional de Ciclismo (UCI) fue el primer deporte en adoptar el pasaporte sanguíneo en 2008, la de fútbol (FIFA) fue la pionera en utilizar ambas técnicas para todos los jugadores que participaron en la última Copa de las Confederaciones celebrada en Brasil el pasado junio.

"Esta etapa es prometedora para la lucha contra el dopaje en el deporte", declaró el presidente de la AMA, John Fahey, en un comunicado. "Esperamos una implantación a gran escala en los próximos meses".

Varias federaciones, como la de atletismo (IAAF) y la de ciclismo (UCI) están interesadas en los documentos aprobados este miércoles. El 'pasaporte esteroidiano' es mucho más interesante que los test antidopaje de detección de la testosterona que se basan en un ratio, cuyo límite raramente se ve sobrepasado por ciertos tipos de población, especialmente la asiática.

Por otra parte, un tercer módulo del pasaporte, el endocrino, destinado a detectar el abuso de la hormona del crecimiento, se encuentra en fase de estudio.

stp/ob/rs/yow