Organismo tributario sanciona a más de 3.100 locales de Lima por evasión

Lima, 11 sep (EFE).- La Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria de Perú (Sunat) informó hoy que en los últimos días ha sancionado a 3.152 administradores de gasolineras, hostales y concesionarios de universidades de Lima por no entregar comprobantes de pago por las ventas y servicios realizados.

La sanción se dio por haber incurrido en una modalidad de evasión, al no haber declarado la totalidad de sus ingresos y, en algunos casos, se aplicó a un mismo contribuyente por cuarta vez consecutiva, precisó el organismo en un comunicado.

El operativo se desarrolló en los distritos del Cercado de Lima, San Martín de Porres e Independencia y entre los locales sancionados con una multa o cierre temporal estuvieron concesionarios de venta de alimentos en centros de estudios superiores como las universidades de San Marcos, Católica, Garcilaso de la Vega y Alas Peruanas.

La Sunat indicó que también intervino en locales dedicados a la comercialización de combustible (grifos), y que ordenó el cierre temporal de varios de ellos tras descubrir la transferencia de sus comprobantes a otras empresas, en una simulación de compras que no se hicieron.

Las intervenciones son parte de una estrategia para combatir la evasión del pago de Impuesto General a las Ventas (IGV) y el Impuesto a la Renta (IR) en el sector transporte, donde se ha detectado a contribuyentes que adquieren comprobantes que los grifos dejan de entregar a taxistas y vehículos particulares para incrementar, de manera indebida, sus gastos.

La Sunat remarcó que estas acciones buscan la "generación de conciencia tributaria y formalización de actividades comerciales, a fin de promover el cumplimiento de las obligaciones tributarias de los contribuyentes, reduciendo los niveles de evasión e informalidad en el país".

Aunque no ofreció montos precisos, el organismo supervisor informó a inicios de este mes que la recaudación tributaria creció un 6,6 % en términos reales en agosto, gracias al dinamismo de los sectores vinculados a la demanda interna, que permitió compensar los menores ingresos por las exportaciones mineras. EFE