Asad afirma que el incidente del 21 de agosto fue una provocación de EEUU

Moscú, 12 sep (EFE).- El presidente sirio, Bachar Al Asad, afirmó hoy que el incidente del pasado 21 de agosto cerca de Damasco, donde habrían muerto más de 1.400 personas por el uso de armas químicas, fue una provocación de EEUU.

Las amenazas de intervención de los últimos días "se basan en una provocación con el uso de armas químicas en el suburbio de Damasco, Al Guta, y la provocación fue orquestada por el Gobierno de Estados Unidos", dijo Asad en una entrevista exclusiva con el canal ruso de noticias "Rossia 24".

Asad también dijo que "cualquier guerra contra Siria se convertirá en una guerra que destruirá toda la región y Oriente Medio entrará en una espiral de problemas e inestabilidad durante décadas y afectará a las generaciones venideras".

El líder sirio llamó a investigar el uso de armas químicas por parte de los rebeldes en otro incidente, ocurrido el pasado 19 de marzo en las afueras de la segunda ciudad siria, Alepo.

Según Asad, las armas químicas fueron suministradas a la oposición desde el extranjero, y pidió que se investigue qué países las enviaron para que sean sancionados.

"Tenemos que investigar de manera muy escrupulosa este asunto, para conocer la composición de estas sustancias, y qué bando las empleó. Y lo más importante, saber qué países entregaron las sustancias tóxicas a los terroristas, para luego castigar a estos países", agregó.

Asad no excluyó que los grupos rebeldes emplearan armas químicas para involucrar a Israel en el conflicto sirio.

Y dijo que en la región de Oriente Medio ningún país debe tener armas de destrucción masiva.

"Si deseamos estabilidad en Oriente Medio, es necesario que todos los países se adhieran a los acuerdos, y el primer país que debe hacerlo es Israel, pues Israel posee armas atómicas, químicas y biológicas y toda clase de armas de destrucción masiva", enfatizó el presidente sirio. EFE