Depresión tropical pone en alerta este de México y activa protocolo de Pemex

Una depresión tropical de peligrosidad moderada que se formó este jueves en el Golfo de México mantiene en alerta el estado mexicano de Veracruz (este) y activó el protocolo por huracanes de la petrolera Pemex, que suspendió el transporte marítimo y aéreo en la zona.

La depresión, que podría convirtirse en la tormenta tropical Ingrid en las primera horas del viernes, favorece "lluvias muy fuertes" en el sur y sureste del país con "oleaje alto y vientos fuertes", advirtió en un comunicado el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El SMN indicó que podrían registrarse inundaciones en zonas urbanas y deslaves en regiones montañosas, por lo que se decidió establecer una zona de alerta desde el puerto petrolero de Coatzacoalcos hasta el municipio de Barra Nautla.

De su lado, la paraestatal Pemex informó en un comunicado que reunió a los integrantes del llamado Plan de Respuesta a Emergencia por Huracanes (PREH) donde se decidió preventivamente "suspender las operaciones marítimas y aéreas en la zona" así como la salida del personal a las áreas marinas.

"Las operaciones no están afectadas, no han parado las plataformas, lo que no puede es haber ni barcos ni helicópteros por la zona", precisó a la AFP una fuente de la empresa, al especificar que la suspensión del transporte afectará principalmente el traslado de personal y de insumos a las plataformas.

Según el último reporte del SMN, la depresión tropical número 10 se ubicaba a las 03H00 GMT a 160 kilómetros al noroeste del puerto de Dos Bocas, en Tabasco (sureste), y a unos 235 km al este del puerto de Veracruz y se desplazaba a 4 km/h, con vientos máximos sostenidos de 55 km/h y rachas de 75 km/h.

Además, el SMN indicó que un canal de baja presión en el océano Pacífico genera lluvias fuertes en el centro y norte del país y advirtió que, sumado a la depresión tropical 10, eso hará que las "lluvias intensas" se extiendan en gran parte del país.

En Veracruz, la tormenta tropical Fernand dejó 13 muertos el pasado 26 de agosto. Este lunes, catorce personas murieron, trece de ellas fruto de un deslave, por las fuertes lluvias en el estado.

csc/jb