FARC critican que los decretos del pacto agrario colombiano son "limosneros"

La Habana, 14 sep (EFE).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) calificaron hoy de oportunista la posición que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha mantenido en el paro campesino en Colombia y consideró que los decretos del "Pacto agrario" son "limosneros".

"El problema no se resuelve con oportunismo y paños de agua tibia que han podido colocarse sin que para ello hubiese que esperar a que la gente se rebote", afirmaron las FARC en un comunicado divulgado este sábado ante medios en La Habana, sede del proceso de paz que mantienen el grupo rebelde y el Gobierno colombiano.

"Las migajas no valen los muertos, los heridos y los judicializados que han dejado por centenares las recientes movilizaciones, ni es por las miserias del tal Pacto por lo que la guerrilla se ha alzado en armas", añadió el grupo insurgente.

La declaración fue dada a conocer un día después de que los rebeldes lanzaran sus primeras críticas contra la reunión del "Pacto nacional por el agro y el desarrollo rural" impulsado por Santos, a quien pidieron escuchar a los campesinos y no a los "encorbatados".

El pacto nació como respuesta del Gobierno a las demandas del sector agropecuario que el pasado 19 de agosto inició una huelga que durante más de dos semanas bloqueó carreteras y paralizó regiones enteras del país.

La primera reunión de ese mecanismo con representantes de los sectores productivos finalizó el jueves con la firma de cinco decretos por parte de Santos, que incluyen medidas para beneficiar al sector.

La guerrilla insistió hoy en que los decretos de ese pacto son "limosneros", y consideró que la respuesta del Gobierno a la crisis ha sido "prometer, engañar, reprimir y continuar con la miserabilización del campo".

Al recordar que Santos dijo haber incluido en esos acuerdos elementos del debate agrario que ya lograron consensuarse en el proceso de paz en Cuba, las FARC destacaron que Colombia aún no conoce la totalidad de esos convenios y llamó al Gobierno a terminar con el "secretismo" sobre ese tema.

"A nadie se debe engañar diciendo que estas medidas intrascendentes, que no se corresponden con los anhelos de la población rural, son la concreción de lo que la insurgencia ha planteado en La Habana", manifestó la guerrilla.

El tema agrario fue el primer punto de la agenda del proceso de paz abierto en noviembre pasado en La Habana, donde actualmente las partes debaten el segundo tópico, sobre la participación política de los guerrilleros. EFE

arj/cav