ONG denuncia que empresa ganadera brasileña tala reserva indígena en Paraguay

Asunción, 16 sep (EFE).- La ONG Survival Internacional acusó hoy a la empresa brasileña Yaguarete Porá de destruir los bosques habitados por indígenas aislados de la etnia Ayoreo en el norte de Paraguay "para dar paso a la ganadería vacuna destinada al mercado europeo".

Survival denunció que ha constatado con imágenes satelitales que la compañía brasileña "ha estado talando zona boscosa en el norte de Paraguay, hogar ancestral de los indígenas ayoreos", el último pueblo indígena que queda fuera de la Amazonía cuyos miembros no han estado aún en contacto con la civilización.

La ONG aseguró en un comunicado que algunos de los ayoreos que permanecen aislados "son forzados continuamente a huir de los terratenientes ganaderos que han usurpado buena parte de sus tierras".

Yaguarete participa en el Pacto Mundial de la ONU, una iniciativa que estimula a las compañías a comprometerse con los principios que "apoyan el respeto y la protección de los derechos humanos internacionalmente reconocidos", según Survival.

Pero añadió que el trabajo de la compañía "pone en serio peligro las vidas de los ayoreos no contactados. Los indígenas aislados carecen de inmunidad frente a enfermedades que traen los foráneos y si se produjera un contacto con los trabajadores de la empresa podrían resultar aniquilados".

Survival aseguró haber pedido a la Comisión Europea que investigue las importaciones de carne que esta empresa realiza provenientes de Paraguay.

La ONG advirtió de que "muchos de los ayoreos que han sido forzados a salir de su bosque han muerto en los últimos años, y tantos otros padecen de enfermedades crónicas", además "los bosques paraguayos están siendo talados con rapidez para la cría de ganado que suministra los mercados europeos, africanos, rusos y norteamericanos".

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy, según el comunicado que la empresa "Yaguarete ignora flagrantemente los nobles principios que ha suscrito y la ONU es aparentemente incapaz de intervenir. No es la primera vez que la compañía ha sido sorprendida haciendo esto. ¿Cuándo dejará Paraguay de poner las vidas de los indígenas en peligro?"

Según datos provisionales del censo indígena de 2012, en Paraguay hay 115.944 nativos repartidos en 772 comunidades, la mayoría en la zona oriental y en la región noroccidental del Chaco.

Divididos por familias lingüísticas, algo más de la mitad (60.930 personas) pertenece a la guaraní, idioma que habla la mayoría de la población del país junto al español. EFE