Crean en Guatemala una "Escuela de Gobierno" para formar a futuros líderes

Carlos Arrazola

Guatemala, 21 sep (EFE).- Un grupo de académicos, empresarios, líderes sociales y ex funcionarios públicos de Guatemala ha creado una "Escuela de Gobierno" con la que pretenden "formar" a los futuros líderes sociales y políticos de este país centroamericano.

Entre los "padrinos políticos" de la Escuela de Gobierno de Guatemala y miembros de su consejo consultivo figuran los ex gobernantes conservadores José María Aznar, de España, y Francisco Flores, de El Salvador.

"Nuestra misión es clara: formar una nueva generación de líderes y funcionarios públicos. Tecnócratas eficientes en la administración de recursos y el diseño de políticas públicas basados en la ética", explicó a Efe el académico Víctor Moscoso, responsable de dirigir la iniciativa.

La Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad Harvard, en Estados Unidos, de la que se graduó Moscoso, es la fuente de inspiración en la que un grupo de 22 "personalidades de amplía trayectoria" en este país, basaron sus expectativas para crear una institución similar.

Aunque algunos analistas y académicos de izquierdas han criticado a la Escuela de Gobierno por considerarla un "proyecto neoliberal" por la participación en su junta de fiduciarios de empresarios y líderes de derechas, su director asegura que "son apreciaciones incorrectas".

La institución, que fue inaugurada oficialmente en abril pasado por el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, y que en junio pasada inició con la primera cohorte de una maestría en gestión pública y liderazgo, "es totalmente plural" y "carente de sesgo ideológico alguno".

La Escuela de Gobierno, cuya misión es "formar y preparar una nueva elite política, una verdadera tecnocracia y una renovada dirigencia social", es, según Moscoso, "el programa de postgrado más grande de Centroamérica".

Dentro del grupo de 125 profesionales que integran la primera promoción de estudiantes de maestría y de diplomado de liderazgo político "hay representación de casi todos los partidos políticos del país", así como funcionaros públicos, líderes sociales y directivos de organizaciones empresariales.

La mayoría de participantes, según el director de la escuela, son abogados, administradores e ingenieros, aunque también hay profesionales de otras disciplinas, y el 40 % son mujeres.

"El objetivo es que estos profesionales sean los próximos diputados, funcionarios públicos o presidentes", la formación ética y técnica que reciben "es una garantía de que los líderes del siglo XXI que estamos formando tendrán menos niveles de corrupción" respecto de los políticos actuales, señaló Moscoso.

La formación académica está a cargo de "profesores de todas las universidades del país", así como de expertos de centros de formación similares de Estados Unidos y Europa.

Esta semana, la Escuela de Gobierno suscribió un convenio con la embajada francesa en Guatemala para celebrar en noviembre próximo un seminario sobre diseño y evaluación de políticas públicas con la Escuela Nacional de Administración de Francia (l'ENA).

El seminario será impartido por los profesores de l'ENA Bernard Fitoussi, inspector general de la administración francesa, y Richard Martínez, consultor experto de la iniciativa de apoyo a la mejora de la gestión y la gobernanza de la Unión Europa.

Aunque los partidos políticos de Guatemala, por ley, están obligados a contar con un centro de formación para sus líderes y activistas, éstos se dedican más a la "ideologización" y la "propaganda" que a la generación y políticas públicas, Estado y democracia, asegura el directivo.

La Escuela de Gobierno ofrece diversos programas de becas a los profesionales interesados que se otorgan "según el perfil socioeconómico" de los interesados, pero ninguna de estas cubre la totalidad del coste de las maestrías y diplomados.

"Actuamos en base a un principio de responsabilidad: todos tienen que pagar algo", señala Moscoso. EFE

ca/hma/mmg