Argentina inicia campaña de legislativas centrada en inseguridad e inflación

Buenos Aires, 22 sep (EFE).- La campaña para los comicios legislativos del 27 de octubre arrancó hoy en Argentina, con la inseguridad y la inflación en el centro de los proyectos con los que los partidos políticos tratarán de conseguir el voto de los electores.

En las legislativas, los argentinos renovarán 127 diputados nacionales, que cumplirán un mandato de cuatro años, y 24 senadores por el plazo de seis.

La campaña se inicia apenas mes y medio después de la celebración de las elecciones primarias abiertas, obligatorias y simultáneas (PASO), en las que el oficialismo obtuvo unos resultados inesperados.

En las PASO, el gobernante Frente para la Victoria (FpV) se impuso a nivel nacional, pero quedó en el segundo puesto en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país.

El partido de la presidenta Cristina Fernández, que en las elecciones presidenciales de 2011 cosechó el 54 % de los votos, lo que supuso la reelección de la mandataria, solo obtuvo en las primarias el 26,31 %.

El principal responsable del revés oficialista fue el actual alcalde de la localidad bonaerense de Tigre y exjefe de Gabinete de Fernández, Sergio Massa.

Massa, encabezando la lista de candidatos a diputados por el opositor Frente Renovador (FR), obtuvo el 35,05 % en la provincia de Buenos Aires, frente al 29,65 % de Martín Insaurralde, del FpV.

Conscientes de que el resultado en las PASO no es definitorio de lo que pueda pasar en las legislativas, los principales partidos llevan semanas trabajando para afianzar sus posiciones o mejorarlas.

A pesar de que la campaña electoral se inicia hoy de manera oficial, desde que se conocieron las cifras de las primarias las fuerzas políticas mantienen intensas negociaciones y buscan acuerdos que refuercen sus proyectos.

Si se repite el resultado de las PASO, el oficialismo, que tiene que renovar en las legislativas 31 de los 109 diputados que tiene en la Cámara, mantendrá la primera mayoría a nivel nacional y, junto a sus aliados, el control de Diputados.

Para ello, el partido de Fernández tratará de subrayar las mejoras logradas desde el Gobierno del país en estos años, como la estatización de los fondos jubilatorios, de Aerolíneas y Aguas Argentinas, de YPF, la financiación docente, la Ley de Medios y el pago de la deuda al Fondo Monetario Internacional.

Por contra, las fuerzas de la oposición trabajarán en ofrecer a los electores alternativas a la inseguridad, principal preocupación de los argentinos según las última encuestas, y los elevados precios de los productos, sobre todo los que forman parte de la canasta básica.

La situación del campo, objeto de numerosas protestas por parte de los gremios agrícolas en los últimos meses, también adquiere especial relevancia durante la campaña.

Por ello, estos días, serán habituales los acercamientos entre los aspirantes a senadores y diputados con intendentes y dirigentes ruralistas, en busca de mesas de diálogo de las que surjan propuestas que incluir en sus proyectos.

Según el cronograma electoral, la campaña se extenderá desde hoy y hasta el 25 de octubre.

El 26 de septiembre se realizará el depósito del aporte de campaña y las papeletas electorales, cuyos modelos se presentarán el 27 a la vez que se ratifican la ubicación de las mesas y las autoridades que las presidirán el día de los comicios.

El 2 de octubre comenzará la campaña en los medios, el 12 quedará prohibida la publicidad de actos de Gobierno y a partir del 19 no se podrán hacer públicos los resultados de encuestas.

El 27 de octubre se celebrarán las elecciones nacionales legislativas, en las que estarán habilitados para votar unos 30,5 millones de argentinos, y el 29 comenzará el escrutinio definitivo.

Las legislativas serán fundamentales para saber las posibilidades de Cristina Fernández de aspirar a un tercer mandato, ya que debe lograr apoyos parlamentarios suficientes para forzar una reforma constitucional. EFE