Rousseff viaja a Nueva York para plantear a ONU queja por espionaje de EEUU

Brasilia, 22 sep (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, llegará mañana a Nueva York para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas, ante la que presentará una fuerte queja por el espionaje global estadounidense, del que ha sido víctima directa.

Rousseff partirá hacia Nueva York esta noche y mañana no tendrá compromisos oficiales, según la agenda divulgada por su despacho.

El martes, como es tradicional, en su condición de presidenta de Brasil abrirá los debates de la Asamblea General de la ONU, en la que, según fuentes oficiales, planteará la necesidad de adoptar medidas globales para impedir el espionaje cibernético.

La actuación de las agencias de inteligencia estadounidenses en Brasil ha enfriado las relaciones entre ambos países al punto de que Rousseff decidió cancelar una visita de Estado que tenía previsto hacer a Washington el próximo 23 de octubre.

Según documentos filtrados por el exanalista Edward Snowden de la Agencia Nacional de Seguridad (ANS) de Estados Unidos, los servicios de inteligencia de ese país espiaron las comunicaciones de Rousseff, así como de empresas y ciudadanos brasileños.

Brasil exigió explicaciones formales y "por escrito" a Estados Unidos y envió una misión oficial a Washington para discutir el asunto, que hasta Rousseff trató con su homólogo estadounidense, Barack Obama, personalmente durante la última Cumbre del G20 y por teléfono el pasado lunes.

Sin embargo, ninguna de las explicaciones fue considerada "satisfactoria" por la presidenta, que decidió "postergar" su visita a Washington y anticipó que planteará el asunto ante la Asamblea General de la ONU.

En su discurso frente a los líderes mundiales, también se prevé que Rousseff critique la política monetaria de EE.UU. y sus impactos en las monedas nacionales, declare su rechazo a toda intervención extranjera en Siria sin apoyo de la ONU y reitere su reconocimiento al Estado Palestino, entre otros asuntos.

Además de participar en la Asamblea General, Rousseff aprovechará su estancia en Nueva York para reunirse con empresarios de Estados Unidos y operadores del mercado de Wall Strett, a los que presentará las oportunidades de negocios que existen en Brasil.

Entre los miembros de la delegación que acompañará a Rousseff en Nueva York está su ministro de Relaciones Exteriores, Luiz Alberto Figueiredo, quien, entre otros compromisos, tiene prevista una reunión con sus homólogos del grupo BRICS, que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. EFE