Desmienten que Luis Miguel enviara un avión solidario a Acapulco

Una de las noticias estrella que ha invadido la crónica social mexicana en las últimas horas hacía referencia a la supuesta ayuda aérea que el cantante Luis Miguel habría enviado a sus compatriotas del estado de Acapulco --afectados por los estragos del huracán 'Ingrid' y la tormenta tropical 'Manuel'-- a través de dos aviones privados, un gesto solidario de grandes proporciones del que ahora se ha revelado que nunca habría tenido lugar.
Como asegura el periodista mexicano Gustavo Adolfo Infante citando a fuentes del gobierno estatal y de la Cruz Roja mexicana, no hay ningún registro oficial que certifique la hipotética llegada de víveres y provisiones procedentes de Los Ángeles y a nombre del popular intérprete, lo que lleva a las autoridades a negar categóricamente que Luis Miguel se haya implicado de esta forma en las tareas de asistencia a los damnificados por el temporal.
Sin embargo, el carácter solidario del reputado vocalista no ha quedado del todo en entredicho, ya que la semana pasada trascendió a los medios de comunicación que Luis Miguel había realizado una millonaria donación a la organización benéfica 'Guerreros Poblanos', una de las fundaciones más presentes en la sociedad civil mexicana y que cuenta con Alejandro Bastieri --buen amigo del cantante-- como uno de sus patrones más involucrados en la ayuda a las víctimas del temporal.
Aunque el desmentido sobre los aviones que nunca habrían llegado a Acapulco obligará a la prensa a revisar también la autenticidad de la cuantiosa cifra que el artista habría destinado a la citada asociación, parece que existen pruebas concluyentes sobre otro de los asuntos de actualidad en los que está envuelto el cantautor: la demanda que su exmujer Aracely Arámbula ha interpuesto contra él para obligarle a pagar la manutención de sus dos hijos en común. Según publica el portal de noticias TMZ incluyendo una grabación del momento, un agente judicial del estado de California trató el pasado 22 de septiembre de entregar al astro de la música una notificación sobre la demanda que le obligará a presentarse en los juzgados, una carta que al funcionario público le costó hacer llegar a su destinatario por las trabas que le pusieron dos de los guardaespaldas del mediático Luis Miguel.