Una baja presión genera lluvias intensas y mantiene en alerta sur de México

México, 26 sep (EFE).- Una baja presión genera hoy lluvias de muy fuertes a intensas en el suroeste de México, lo que dificulta los trabajos de reconstrucción en una zona devastada la semana pasada por el ciclón "Manuel" y eleva la alarma por los riesgos de nuevas inundaciones y deslaves.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), indicó hoy en un comunicado que la baja presión afecta sobre todo a los estados de Oaxaca, Jalisco, Guerrero, Michoacán y Colima.

La baja presión, localizada frente a las costas de Guerrero, complica "los problemas de saturación del suelo" y obliga a "frenar en algunos lugares trabajos que estamos realizando con maquinaria", dijo a la emisora MVS el director general de la Conagua, David Korenfeld.

Además, "acumula aguas en zonas bajas y sube los niveles de los ríos en las partes más bajas del estado de Guerrero", el más afectado por "Manuel", que dejó un saldo de 95 muertos, 53 desaparecidos y graves afectaciones a la infraestructura.

La baja presión se ubicaba a las 5.00 hora local (10.00 GMT) a 135 kilómetros de la localidad de Tecpan de Galeana, en el sureño estado de Guerrero, y se desplazaba sobre el océano Pacífico, paralelo a la costa, rumbo oeste-noroeste a 16 kilómetros por hora.

Según el SMN, el meteoro registra vientos de 35 kilómetros por hora y rachas de hasta 50 kilómetros, además de mucha nubosidad, y "mantiene un 10 % de probabilidad para intensificarse a ciclón tropical durante las próximas veinticuatro horas".

Los expertos pronosticaron lluvia muy fuerte (de 50 a 70 litros por metro cuadrado) en Oaxaca y Jalisco, así como "puntualmente intensa (de 70 a 150 litros) en Guerrero, Michoacán y Colima".

Las precipitaciones pueden causar estragos en los estados de Oaxaca y Guerrero, los dos más afectados por "Manuel" la semana pasada, y que combinado con "Ingrid" por la cuenca del Atlántico ha dejado hasta ahora 139 fallecidos.

Korenfeld pidió a la población seguir atenta a las recomendaciones del SMN, debido a la cercanía a las costas nacionales de la baja presión y la cantidad de agua que trae consigo.

Destacó que desde el 11 de septiembre pasado hasta hoy las lluvias registradas en el país equivaldrían a tener "una gran laguna de veintiún centímetros" de profundidad en todo el territorio mexicano.

A solo una cuatro días de que concluya, septiembre se convertirá por mucho en el mes con más lluvias de la historia de México. Cuando "se satura tanto en un mes, hay mucho riesgo en la capacidad de conducción y de almacenamiento" del agua, afirmó.

El funcionario detalló que la estación meteorológica con mayor nivel pluviométrico es la de San Isidro, cerca de Acapulco, en el estado de Guerrero, que tiene acumulados 1.251 litros por metro cuadrado, seguida de algunas en San Luis Potosí, por encima de 850 litros, y de 750 en Puebla.

"Manuel", que barrió el oeste del país al tiempo que "Ingrid" llegaba por el Golfo de México, fue el decimotercer ciclón tropical con nombre de la temporada 2013 por el Pacífico.

Hasta ahora se han formado los huracanes "Bárbara", "Cosme", "Dalila", "Erick", "Gil" y "Henriette", así como las tormentas tropicales "Alvin", "Flossie", "Ivo", "Juliette", "Kiko", y "Lorena", y cuatro de ellos han impactado de manera directa en México. EFE

act/pmc/cav