Perú ha destruido más de 300 equipos dedicados a la minería ilegal en 2013

Lima, 29 sep (EFE).- Las autoridades peruanas han destruido durante este año más 300 equipos y artefactos utilizados en la minería ilegal en la Amazonía del país, informó hoy el director general de Capitanías y Guardacostas (Dicapi), Edmundo Deville.

"En lo que va del año, son más 280 diferentes tipos de artefactos y equipos destruidos en los operativos de interdicción en los que participó la Dicapi, que van desde maquinaria pesada...cargadores frontales, retro-excavadoras, volquetes y diferentes tipos de dragas", declaró el jefe militar a la agencia oficial Andina.

Deville precisó que en esta cifra aún no se han contabilizado los resultados de un gran operativo que hizo esta semana la Policía Nacional en Madre de Dios y que determinó la destrucción de unos 80 motores utilizados por la minería ilegal.

Señaló que las fuerzas de seguridad han desarrollado 16 operaciones de interdicción contra la minería ilegal hasta el momento, las más grandes de ellas en Madre de Dios y en Puerto Inca,

Remarcó que todas estas operaciones se han realizado en cumplimiento de las leyes que prohíben la actividad extractiva en el cauce de los ríos y que la destrucción de los artefactos es ordenada por el Ministerio Público (Fiscalía).

"Dependiendo de la zona, el equipo puede ser incautado o destruido, el problema viene cuando estando normalmente en el cauce de un río es prácticamente imposible moverlo o retirarlo", explicó.

Las primeras interdicciones contra la minería ilegal en Perú se desarrollaron en 2011 y Deville comentó que ya se está constatando su efectividad, porque cada vez encuentran menos maquinaria dedicada a las actividades ilícitas cerca a los ríos.

"Las acciones son permanentes, semanalmente nosotros tenemos vuelos de exploración y tenemos información que vamos recopilando y en forma constante se van desarrollando operaciones de interdicción donde lo requieran", afirmó.

El jefe militar recordó que el gobierno peruano ha ordenado una política de "tolerancia cero" con la minería ilegal que se desarrolla en los cauces de los ríos, lagunas y espejos de agua de la Amazonía.

"Se trata de preservar el medio ambiente y preservar la salud de las poblaciones que usan esa agua para su sustento", concluyó. EFE dub/cav