Senadores de México y EE.UU. buscan crear Grupo Contacto para avanzar agenda

Washington, 2 oct (EFE).- Senadores de México y Estados Unidos acordaron hoy la creación de un Grupo de Contacto permanente para continuar impulsando la cooperación bilateral, en el marco de la 51 Reunión Interparlamentaria que excluyó el tema del espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Durante una rueda de prensa, los senadores mexicanos resumieron la "histórica" jornada de reuniones con un grupo de senadores demócratas y republicanos de EE.UU., en las que analizaron los retos para avanzar en temas económicos y comerciales, inmigración y seguridad.

En la reunión, en la que participaron 13 senadores de México y 19 de Estados Unidos, se analizaron asuntos como el estado actual de la reforma migratoria en el Congreso de EE.UU. y el de la reforma energética que debate México, con el entendimiento de que se trata de "asuntos internos" respectivamente.

"Fue muy fructífero el diálogo", dijo la senadora Marcela Guevara, quien precisó que, junto al senador demócrata de Virginia, Tim Kaine, presidirá el Grupo de Contacto Permanente.

"Coincidimos en crear un grupo de contacto permanente... el senador Kaine va a ser la ventanilla para canalizar el diálogo entre los senadores sobre los problemas que atañen a los dos países", explicó Guevara, quien señaló que el grupo buscará "profundizar" en temas como la competitividad económica y la cooperación en materia de seguridad.

El senador Omar Fayad Meneses, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado mexicano, defendió la creación del grupo porque, aunque éste no arroje resultados tangibles, servirá para "refrescar" la relación bilateral.

"Tenemos que tener una relación muy estrecha con nuestros pares norteamericanos. Vendremos cuantas veces sea necesario... hay que refrescar esa relación constantemente, aunque sean los mismos temas", argumentó.

Fayad Meneses dijo que los senadores mexicanos expresaron su apoyo a la reforma migratoria que aprobó el Senado de EE.UU. en junio pasado y que ahora promueven los demócratas en la Cámara de Representantes, y dejaron en claro que respetan el proceso legislativo en este país.

Por su parte, los senadores estadounidenses mostraron interés en la reforma energética que debate México y, según subrayó el senador Armando Ríos Pitter, se trasladó el mensaje de que no hay "consenso" sobre el tema entre los partidos PRI, PRD y PAN.

"Fuimos muy enfáticos en señalar que es un asunto de carácter interno, en el que no existe un consenso en particular" y que su resultado final posiblemente no sea la propuesta que planteó el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, señaló Ríos Pitter.

Un tema "álgido" sobre la mesa, según Ríos Pitter, fue el del tráfico de armas, y las preocupaciones sobre el avance de las investigaciones en torno a la operación ilegal de "Rápido y Furioso" que permitió el trasiego de armas a México en 2009.

"Se dejó sobre la mesa la necesidad que esto sea parte de un seguimiento mucho más profundo... para salir de los lugares comunes que hasta la fecha han predominado en la agenda", observó Ríos Pitter.

El espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) contra Peña Nieto, como fue revelado por unos documentos filtrados por el exanalista de la CIA, Edward Snowden, no fue tema del encuentro, pese a que éste ha causado malestar.

En declaraciones a Efe, Fayad Meneses recordó que el asunto ya fue tratado por Obama y Peña Nieto en su reciente encuentro en San Petersburgo (Rusia), al margen de la cumbre del G-20, y México aguarda los resultados de la investigación que prometió el mandatario estadounidense.

"El compromiso del presidente Obama es hacer una investigación a fondo y dar cuenta a México de lo que ocurrió en este tema, y México sabrá esperar los tiempos... para conocer el resultado de la investigación", dijo.

Más allá de esclarecer lo ocurrido y por qué, continuó Fayad Meneses, los senadores buscan fomentar una relación de "hermanos y socios", con base en la confianza y el respeto mutuo.

"Queremos ser alguien de confianza para nuestro hermano y para nuestro socio, y esperamos que nuestro hermano y nuestro socio también sea de nuestra confianza para que tampoco haya necesidad de ningún tipo de acción que afecte a la relación bilateral", dijo. EFE