Japón y EEUU revisarán pacto de defensa y desplegarán nuevo radar de misiles

Tokio, 3 oct (EFE).- Los titulares de Defensa y Asuntos Exteriores de Japón y EEUU acordaron hoy revisar las pautas de su alianza militar por primera vez en 16 años y desplegar un nuevo sistema de radar en suelo nipón, destinado a mejorar la detección de lanzamientos de misiles balísticos.

En una reunión celebrada en Tokio, los ministros de Exteriores y Defensa nipones, Fumio Kishida e Itsunori Onodera, y los secretarios de Estado y Defensa de EEUU, John Kerry y Chuck Hagel, aprobaron revisar el pacto por primera vez desde 1997 para adaptarlo a los últimos cambios en el panorama de seguridad de la región.

Los cuatro pactaron que la revisión esté terminada antes del final de 2014.

También confirmaron la instalación de un sistema de radar de banda X en la base de las Fuerzas Aéreas de Auto Defensa (Ejército) niponas de Kyogamisaki, situada en la costa del Mar de Japón de la prefectura de Kioto (oeste).

La elección del lugar responde a que si un misil lanzado por el régimen norcoreano tuviera como objetivo Guam o Hawai, dos puntos estratégicamente importantes para EEUU, sobrevolaría esta región de Japón.

Este radar, capaz de rastrear con precisión la trayectoria de un misil balístico, permite a las fuerzas estadounidenses lanzar proyectiles desde tierra firme o desde el mar para interceptarlo.

A su vez, la información detectada por el radar sería transmitida de inmediato a las tropas niponas en caso de que el objetivo fuera Japón.

En la declaración conjunta publicada tras la reunión los cuatro ministros instaron de nuevo a China a que "desempeñe un papel responsable y constructivo para la estabilidad y prosperidad regional".

En este sentido, animaron a Pekín a adherirse a las "normas internacionales de comportamiento", y a mejorar "la apertura y transparencia" de la rápida modernización de su ejército a través de una creciente inversión militar.

Por último, EEUU se comprometió a mejorar sus activos militares en Japón y por ello desplegará aquí en los próximos años dos escuadrones de aviones Osprey, un avión de patrulla marítima P-8, aviones no tripulados y cazas F-35.

El envío a suelo nipón del F-35, un modelo que aún se encuentra en desarrollo y que será la aeronave tripulada más sofisticada del mundo a la hora de esquivar radares, se producirá en 2017 y supondrá la primera vez que Washington despliegue este avión fuera de EEUU.

Tras el encuentro, ambas partes confirmaron además que la transferencia a Guam de varios miles de marines estadounidenses estacionados en la isla nipona de Okinawa comenzará en la primera mitad de la próxima década.

asb/raa/msr