Reos de cárcel máxima seguridad de Guatemala se amotinan para exigir mejoras

Guatemala, 5 oct (EFE).- Unos 30 reos de una cárcel de máxima seguridad de Guatemala, supuestos integrantes de la temida Mara 18, se amotinaron hoy y retuvieron por unas horas a ocho guardias de seguridad, para exigir mejoras en sus condiciones y ampliación en el horario de visitas.

Una portavoz del ministerio guatemalteco del Interior dijo a los periodistas que los reos "tomaron como rehenes a ocho guardias de seguridad" de la cárcel de Fraijanes II, ubicada en la periferia este de la capital guatemalteca.

Los amotinados "son miembros de la Mara 18 que reclamaban supuestos malos tratos de parte del personal de seguridad, querían que se ampliarán los horarios de visitas de sus familiares, y que se dieran espacios más amplios ya que reclaman que están hacinados", precisó la fuente.

Después de varias horas, los reos liberaron sanos y salvos a los siete guardias que mantuvieron retenidos, luego de que la prisión fuera tomada por un contingente de fuerzas especiales de la Policía Nacional Civil (PNC).

Según las autoridades de Presidios, los internos en la cárcel de máxima seguridad de Fraijanes II son "reos de alta peligrosidad" que son procesados o han sido condenados por delitos de asesinato, narcotráfico, secuestro y violación, entre otros.

Entre los internados en ese lugar se encuentran líderes de las pandillas juveniles y jefes del narcotráfico. EFE