Suspendidas por un tifón polémicas maniobras militares de Seúl y Washington

Seúl, 8 oct (EFE).- Un tifón que se aproxima al extremo sur de la península coreana obligó hoy a suspender unas maniobras de tres días programadas por las fuerzas militares de Corea del Sur, EEUU y Japón, que han sido objeto de feroces críticas por el régimen de Pyongyang.

El tifón Danas, que se aproxima hacia territorio continental surcoreano desde la isla de Jeju con fuertes vientos y olas, ha obligado a suspender sin nueva fecha, de momento, los ejercicios militares de los aliados, informó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl.

"De momento se desconoce si los ejercicios se pospondrán o se cancelarán", afirmó el portavoz, tras revelar que las autoridades de defensa surcoreanas y estadounidenses están en contacto en estos momentos para tomar una decisión al respecto.

Programadas desde hoy hasta el jueves en aguas surcoreanas, las maniobras tenían prevista la participación del portaaviones de propulsión nuclear USS George Washington, uno de los grandes buques de la Marina de EEUU que se encuentra estacionado desde hace varios días en el país asiático.

Este hecho ha llevado a la vecina Corea del Norte a lanzar duras críticas ante lo que considera una amenaza de agresión a su país, lo que ha elevado la tensión en la zona.

El régimen de Kim Jong-un puso hoy a sus tropas en estado de emergencia y "preparadas para iniciar operaciones", según la agencia estatal KCNA, como respuesta a las maniobras.

Corea del Norte advirtió a EEUU de que la presencia del George Washington puede causar "los desastres más impredecibles" y condenó la nueva estrategia de defensa de Seúl y Washington, que la semana pasada confirmaron su intención de lanzar un ataque preventivo si Pyongyang se dispone a usar sus armas nucleares.

De este modo, la tensión en la península coreana se ha elevado de nuevo tras la etapa de búsqueda de diálogo que siguió a la agresiva campaña de amenazas lanzada los pasados meses de marzo y abril por el régimen de Kim Jong-un.

En cuanto al tifón, se espera que mañana deje lluvias en toda Corea del Sur sin provocar daños graves, aunque las autoridades del país han advertido a la población de que tome precauciones. EFE