El tifón Fitow causa 6 muertos en China donde hay cuatro desaparecidos

Shanghái (China), 8 oct (EFE).- El tifón Fitow, que azota el este de China desde el lunes, aunque ya más debilitado, ha causado al menos seis muertos y hay cuatro personas desaparecidas, todos ellos en la provincia oriental de Zhejiang.

Las lluvias torrenciales provocadas por el tifón forzaron a aplicar la alerta roja meteorológica desde el domingo en las provincias costeras de Fujian y Zhejiang, mientras en Shanghái se puso en marcha la alerta azul, la más baja del sistema chino, y el Gobierno envió mensajes de texto de precaución a la población.

Más de 6,3 millones de personas se han visto afectadas hasta ahora por el fenómeno en 11 ciudades de Zhejiang y en sus inmediaciones, con pérdidas económicas estimadas en 8.370 millones de yuanes (1.000 millones de euros, 1.37 millones de dólares), según la Oficina Central de Control de Inundaciones de Zhejiang.

El tifón provocó también el derribo de unas 4.000 casas en toda la zona afectada, dañó numerosas carreteras y cortó el suministro eléctrico en muchas localidades de la región, mientras en 13 de los 39 estanques de mediano tamaño de Zhejiang se han superado ya los niveles de posible desbordamiento, indicó hoy la agencia Xinhua.

El tifón, vigésimo tercero que azota el gigante asiático este año, tocó tierra en la madrugada del lunes en las proximidades de la ciudad de Fuding, cerca del límite de las provincias de Zhejiang y Fujian, con vientos de hasta 201 kilómetros por hora, aunque se ha ido debilitando en su avance hacia el norte.

Las fuertes lluvias también provocaron la suspensión de servicios ferroviarios como los de la red de alta velocidad que atraviesan las provincias de Zhejiang, Fujian y Jiangxi, así como de numerosos vuelos comerciales con origen o destino en esas regiones.

En el mar todos los barcos chinos cercanos fueron llamados a puerto, con más de 35.000 en Zhejiang y otros 30.000 en Fujian, y se hicieron preparativos en la costa para afrontar un aumento de las mareas.

En Shanghái ha llovido durante casi tres días seguidos, y en algunas partes el río Huangpu ha presentado peligro de desbordamiento por el ascenso y la mayor violencia de las mareas marinas que remontan sus aguas a diario.

Las autoridades locales suspendieron todas las actividades organizadas al aire libre en la ciudad y las obras en edificios elevados, así como 42 servicios de trenes de alta velocidad y al menos otra cuarentena de vuelos comerciales a zonas afectadas por el tifón desde los aeropuertos shanghaineses de Hongqiao y Pudong.

Por otra parte, las autoridades chinas declararon también el lunes una nueva alerta naranja meteorológica en el este de China ante la inminente llegada del tifón Danas, que ya ha tocado tierra en Japón.

No es habitual que haya tifones que lleguen a tocar tierra en el este de China a principios de octubre, ya que suelen ser fenómenos estivales.

Fitow es tan sólo el tercero que lo logra desde la creación de la República Popular China en 1949, tras los tifones Krosa (2007) y Tilda (1961).

Este tifón, que lleva el nombre de una flor natural de Micronesia, llega a China sólo dos semanas después de que la tormenta Usagi azotara la región y ocasionara 25 muertos en el sureste del país.

El país vivió después las consecuencias del impacto de otro tifón, el Wutip, que pasó por China hace poco más de una semana, y que ha causado al menos 10 muertos y más de 50 desaparecidos, según el último recuento de víctimas. EFE