Congreso argentino aprueba Presupuesto 2014 con crecimiento de 6,2%

El Senado argentino aprobó y convirtió en ley la noche del miércoles el Presupuesto de 2014 que prevé un crecimiento económico de 6,2% y una inflación de 10,4%.

Tras 11 horas de debate, el bloque del gobernante peronismo impuso su mayoría con 40 votos contra 27 de la oposición.

La bancada oficialista del Frente para la Victoria también logró extender hasta el 10 de diciembre de 2015 la Ley de Emergencia Económica, una norma sancionada en 2001, en plena crisis económica, que le permite al Ejecutivo reasignar partidas presupuestarias sin pasar por el Congreso.

"Voy a citar a Jon Bon Jovi, en una canción que dice, 'No voy a hacer lo que no quiero hacer'. Este Gobierno no va a hacer lo que no quiere hacer, que es ajustar", dijo el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado, Aníbal Fernández, al avalar la iniciativa oficial que prevé seguir dando impulso al mercado interno.

La llamada ley de leyes contempla además una cotización del peso a 6,33 por dólar (ahora en 5,78), un crecimiento del consumo de 5,7% y un aumento de la inversión de 8,5% en 2014.

También estima un Producto Interno Bruto de 3,2 billones de pesos (548.000 millones de dólares).

El gasto total calculado es de 927.585,2 millones de pesos (158.021 millones de dólares), lo que representa un aumento de 27,7% respecto a 2013, cuyo rubro principal es el gasto social, que abarca un 61,4% del total pautado.

"Este Presupuesto está alejado de la verdad, esta elaborado sobre datos erróneos", dijo el peronista disidente Carlos Reutemann, en coincidencia con sus colegas opositores.

La oposición cuestiona sobre todo los índices oficiales de inflación, que el gobierno estima para este año en 10,8%, aunque consultoras privadas lo cifran en más del 25%.

Las consultoras no pueden difundir sus estimaciones de inflación, bajo amenaza de ser sancionadas, por lo que sus datos son anunciados mensualmente por la oposición en el Congreso.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) emplazó a Argentina a poner en orden las estadísticas y el gobierno prevé tener en marcha un nuevo índice de inflación nacional antes de fin de año.

Argentina había pronosticado en su presupuesto de 2013 un crecimiento de la economía de 4,4%, cifra que supera las previsiones de privadas.

Los opositores también criticaron duramente la prórroga de la Ley de Emergencia Económica por considerar que es un instrumento diseñado para la crisis que aquejó a Argentina en 2001 y que ahora, dijeron, tiene como finalidad que el gobierno pueda reasignar recursos sin consultar al Parlamento.

El senador Juan Carlos Romero, otro peronista crítico del gobierno de Cristina Kirchner, sostuvo que "el atraso cambiario, la presión tributaria, la falta de financiamiento, la falta de crecimiento genuino hace que la Argentina figure cada vez peor en el ranking de competitividad" que elabora la Escuela de Negocios de Suiza.

ol/yow