OPS exhorta a El Salvador a ratificar convenio para control del tabaco

San Salvador, 9 oct (EFE).- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) exhortó hoy al Gobierno salvadoreño a ratificar "lo antes posible" el Convenio Marco para el Control del Tabaco, que ya ha sido confirmado por 177 países.

"Volvemos a insistir que la salud pública no es cautiva de un ministerio, es construcción de la sociedad, y en este caso los legisladores tienen un reto muy grande de ayudar a su propio país en la ratificación de su convenio marco", indicó a Efe Eduardo Ortiz, asesor en Salud y Medio Ambiente de la OPS en El Salvador.

Ese convenio, entre otros temas, "aboga por el incremento a los impuestos" al tabaco, agregó, durante un evento organizado por un organismo independiente que presentó un estudio para aumentar los precios e impuestos a ese producto en el país.

"Aumentar los impuestos, aumentar el precio, no solo aumenta la recaudación (...) pero esto no es lo mas importante, lo más importante es que deprime el consumo del tabaco, en especial en los jóvenes que son los potenciales clientes de las tabacaleras a futuro", destacó Ortiz.

El Salvador en materia de impuesto al tabaco está "al margen" de las recomendaciones del Banco Mundial que dice que "los impuestos no deben ser menores del 70 %" y en el país es de "entre un 44 y 52 %, destacó Liliana Choto, de la Asociación de Exfumadores Salvadoreños (Exfusal), que presentó el estudio para incrementar los impuestos a éste producto.

"Estamos atrás de Panamá que recibe un 57 %, atrás de Costa Rica que recibe un 72 %", añadió, al tiempo que destacó que Costa Rica "es el país líder de Centroamérica en aumento de impuestos al tabaco".

Explicó que lo que proponen es "una legislación nueva" referente a los impuestos al cigarrillo, la cual plantea un incremento gradual en tres años, que permitirá que la cajetilla de cigarros pase de costar al público de 2,37 dólares a 4,37 dólares.

"Actualmente se recogen un promedio de 46 millones (de dólares), con este aumento en el primer año se van a recoger 26 millones más" y ya en los tres años serían entre 80 a 90 millones", destacó Choto.

Asimismo, indicó que este país centroamericano actualmente gasta "en salud por daños al tabaco aproximadamente 80 millones de dólares y recaudamos aproximadamente 46 millones".

Entonces, "este no es un negocio rentable para el país, porque gasta más en el tratamiento de las enfermedades causadas por el tabaco que la recaudación que tiene", enfatizó.

El anteproyecto fue entregado a la viceministra de Salud, Violeta Menjívar.

El Salvador cuenta con una ley que regula el consumo del tabaco desde 2011, pero "no trata sobre impuestos" y pese a su existencia aún no cuenta con su reglamento, indicó Choto.

"El reglamento tiene que ser aprobado por el Ejecutivo lo antes posible, esperaríamos que sea en estas fechas, antes de que cambie el gobierno para que no quede como una deuda en salud", dijo por su parte Ortiz.

El Gobierno que preside Mauricio Funes inició en junio del 2009 y finaliza en el mismo mes de 2014. EFE