Detienen a dos colombianos acusados de robar residencias de lujo en Brasil

Río de Janeiro, 14 oct (EFE).- Dos colombianos fueron detenidos hoy y otros cinco citados a una comisaría de Río de Janeiro en el marco de una investigación policial sobre una banda que robaba residencias de lujo en diferentes ciudades de Brasil, incluida la del futbolista argentino Darío Conca, informaron fuentes oficiales.

Según las autoridades, los colombianos detenidos fueron identificados como Eyber Muriel Cardona y Alessander Muñoz Botero.

Los siete colombianos son sospechosos de formar parte de una organización especializada en robar apartamentos en barrios acomodados de las ciudades de Río de Janeiro, Sao Paulo y Belo Horizonte, explicó en rueda de prensa Alexandre Magalhaes, comisario de la Policía Civil responsable de la operación.

La banda criminal al parecer utilizó el producto de los robos para ofrecer préstamos por los que cobraba tasas de intereses exorbitantes, por lo que también podrán ser acusados de usura, según el comisario.

Una de las posibles víctimas de la banda fue el futbolista argentino Conca (ahora jugador del Guangzhou Evergrande, de China), dijo Magalhaes al referirse al robo por cerca de 150.000 dólares que el entonces jugador del club Fluminense sufrió en el apartamento en que vivía en el exclusivo barrio de Barra de Tijuca, en Río de Janeiro.

Entre las víctimas también estarían jueces, empresarios y otros deportistas.

"En el último año registramos once inmuebles de Río de Janeiro que fueron hurtados de la misma forma", según Magalhaes.

"Después de que identificamos los hurtos, descubrimos al actividad de usura. Entre las víctimas de esta práctica figuran muchos extranjeros, principalmente colombianos", afirmó el comisario.

Eyber Muriel Cardona y Alessander Muñoz Botero, los colombianos detenidos en sus residencias en el centro de Río de Janeiro y en el barrio Vila Isabel, fueron identificados gracias a las grabaciones de las cámaras de vídeo de los edificios en que se registraron los robos.

Ambos aparecen en diferentes imágenes usando ropas deportivas y haciéndose pasar por personas que viven en las edificaciones.

En las residencias de los dos fueron encontrados documentos con listas y datos de personas a las que les habían hecho préstamos, así como panfletos en los que ofrecen crédito a personas sin fiador.

Los miembros de la organización serán procesados por los crímenes de hurto calificado, asociación para delinquir, usura y lavado de dinero debido a que parte del botín de los robos supuestamente fue usada en la apertura de un curso de español. EFE