Brasil ratifica subasta de su mayor pozo petrolero aún con un solo interesado

Brasilia, 19 oct (EFE).- El ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobao, afirmó hoy que la subasta del yacimiento de Libra, considerado como la mayor reserva petrolera del país, será realizada el próximo lunes aún "si se presentara un sólo consorcio".

En rueda de prensa, Lobao defendió la licitación del yacimiento de las críticas de sindicatos de trabajadores petroleros y diversos movimientos sociales que amenazan con protestas para el lunes en Río de Janeiro, donde se realizará la subasta, contra lo que califican de "privatización" de los recursos naturales.

"No estamos privatizando. Nos estamos apropiando de ese petróleo, de esa riqueza inmensa que de nada servirá si continúa allí", en el fondo del océano Atlántico, donde yace a profundidades superiores a los 5.000 metros, declaró el ministro.

Lobao ratificó que, de las once empresas que han manifestado su interés en participar en la subasta, hasta ahora sólo nueve han presentado las debidas garantías.

Entre estas últimas están siete de las once de mayor valor de mercado del mundo: la anglo-holandesa Shell, la China National Corporation (CNPC), la colombiana Ecopetrol, la brasileña Petrobras, la francesa Total, la China National Offshore Oil Corporation (CNOOC) y la hispano-china Repsol-Sinopec.

Frente a conjeturas publicadas en la prensa local sobre una posible deserción de última hora, Lobao aseguró que la subasta será realizada aún si sólo una empresa se presenta a concurso.

"No sabemos aún cuántos consorcios finalmente participarán", pero la licitación se hará aunque "sea uno o más de uno", declaró.

El yacimiento de Libra, situado a unos 183 kilómetros de la costa de Río de Janeiro, tiene reservas cifradas entre 8.000 y 12.000 millones de barriles de crudo y se calcula que podrá producir unos 1,4 millones de barriles diarios, que duplican la actual producción del país.

Según el ministro, una vez que el campo de Libra alcance su techo de producción, que situó en un horizonte de unos siete años, Brasil podría satisfacer su propia demanda e incluso pasar a ser exportador de crudo.

"Estamos ante una madrugada espléndida desde el punto de vista económico", por lo que el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff "no puede aceptar ni el pesimismo ni las críticas", afirmó.

Sobre la movilización de soldados del Ejército para garantizar la seguridad el día de la subasta, Lobao aseguró que el Gobierno sólo cumple con su "deber" de preservar el orden público.

"Somos un país democrático, lleno de libertades y hay libertades para la manifestación pacífica, pero es deber del Estado garantizar el orden", dijo Lobao, quien sostuvo que la movilización de 1.000 soldados del Ejército anunciada para el lunes en Río de Janeiro "corresponde al interés nacional".

El ministro también se dijo absolutamente confiado en que las decenas de demandas presentadas contra la subasta en los tribunales "serán rechazadas".

Según Lobao, hasta ahora los tribunales han recibido 23 acciones que piden suspender la licitación y la mayoría ya fue desestimada.

"Creo que restan cinco o siete", que serán "derrumbadas" en las próximas horas, declaró el ministro. EFE