Prensa mexicana informa de asesinato del capo Francisco Rafael Arellano Félix

El antiguo capo de las drogas mexicano Francisco Rafael Arellano Félix, el mayor de los hermanos líderes del cartel de Tijuana (noroeste), fue asesinado la noche del viernes por un desconocido en un hotel del turístico Cabo San Lucas (noroeste), informó la prensa.

Arellano Félix, que estuvo detenido en Estados Unidos y fue puesto en libertad y repatriado a México en 2008, se encontraba en una fiesta familiar en el hotel Marbella de Cabo San Lucas "a donde llegó un hombre y le disparó en la cabeza y el tórax", dijo el diario Reforma citando "fuentes extraoficiales".

"El cuerpo fue identificado por uno de sus hijos", informó por su parte El Universal, citando fuentes militares y de la fiscalía mexicana sin identificarlas.

El diario Milenio y Formato 21 añadieron que Arellano Félix fue ejecutado por "hombres disfrazados de payasos".

Una fuente de la Secretaría (ministerio) de la Defensa Nacional dijo a la AFP que "se tiene reporte de detonaciones de armas de fuego y de un occiso en el lugar" pero agregó que esa dependencia no está "en posibilidades de confirmar o desmentir la identidad" de la víctima, y que será la policía local la responsable de hacerlo.

La fiscalía de Baja California Sur emitió un escueto comunicado en el que indicó que trabaja en la identificación de un cadáver encontrado en un sitio exclusivo de Cabo San Lucas llamado "Casa Océano" donde se reportaron disparos de armas de fuego, pero no ofreció ningún elemento que sugiriera que se trata del mismo hecho reportado por la prensa.

Francisco Rafael Arellano Félix fue detenido en agosto de 1980 de San Diego, California (EEUU), por venta de droga pero tras lograr la libertad bajo fianza se escapó a México.

En 1993 fue detenido en México y encarcelado por cargos de trasiego de droga. En 2006 fue extraditado a Estados Unidos y sentenciado a seis años de prisión tras declararse culpable de haberle vendido droga a un agente estadounidense encubierto.

En 2008 fue liberado por buena conducta, según dijo entonces a la prensa su defensa, y repatriado a México.

Otro de los hermanos Arellano Félix, Ramón, fue asesinado en una balacera en 2002 y tres más están detenidos: Benjamín (en 2002), Francisco Javier (2006) y Eduardo (2008), quien fue sentenciado en agosto pasado en California (suroeste de EEUU) a 15 años de prisión por lavado de decenas de millones de dólares obtenidos ilícitamente del narcotráfico.

El poder de los Arellano Félix se redujo en los últimos años, aunque les queda cierto control de una parte de la frontera de Baja California Norte -donde está Tijuana- y el estado estadounidense de California, según expertos.

Actualmente el cartel estaría dirigido por Enedina, una de las hermanas Arellano Félix, y su hijo Fernando, alias "El Ingeniero", según analistas.

jg/af