Correa dice legisladoras cambiaron posición sobre aborto tras reunión con él

Quito, 22 oct (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa dijo hoy que al menos una de las legisladoras que la pasada semana plantearon en el parlamento despenalizar el aborto estuvo "un día antes" en una reunión con él en la que se acordó no modificar la posición que mantiene su partido, contraria a esta práctica.

"Ella estaba en la reunión conmigo y juntos leímos el articulo (...) y veinticuatro horas después estaba apoyando la moción" para despenalizar parcialmente el aborto, por lo que "tenía muy claro lo que estaba haciendo y eso es inaceptable", dijo el mandatario, quien no reveló el nombre de la legisladora.

El oficialismo planteó en la Asamblea Nacional una moción para que el Código Penal no castigue el aborto si se practica para evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer y si el embarazo es consecuencia de una violación.

La propuesta fue retirada después de que el jefe de Estado, opuesto al aborto, advirtiera que presentaría su renuncia al cargo si se mantenía en el bloque oficialista lo que calificó como "una traición" en torno al tema.

En declaraciones posteriores dijo que estaba dispuesto a abandonar su partido, Alianza País (AP) a causa de esta polémica y hoy, en declaraciones a los medios de comunicación en la ciudad de Guayaquil (suroeste), reiteró su disgusto por lo ocurrido.

"Yo no aguanto más", exclamó, para indicar a continuación que la posición del partido es congruente con la Constitución ecuatoriana, que declara que el Estado deberá garantizar la vida desde la concepción.

Correa, quien se ha declarado conservador en cuestiones morales, recordó que "las compañeras" que plantearon esta moción han sido reelectas, por lo que conocen desde hace tiempo cuál es la posición del partido al respecto.

El mandatario explicó que los órganos de la formación política estudiarán el caso y las legisladoras tendrán la oportunidad de defenderse.

"Probablemente hubo falta de coordinación, pero al menos una compañera (es) imposible que diga eso", porque estuvo en la reunión, insistió.

También reiteró que "el problema no es pensar distinto" sobre este asunto, "el problema es no respetar acuerdos", por lo que "es mejor atacar la raíz del problema ahora" para evitar casos semejantes en el futuro.

Medios ecuatorianos dijeron hoy que este viernes, Alianza País estudiará el asunto, del que podrían derivarse sanciones y hasta la expulsión de quienes presentaron esta moción.

La asambleísta de esa formación Ximena Ponce, en declaraciones a Efe, negó que este tema haya evidenciado división alguna en el interior del movimiento oficialista y consideró que lo que se ha puesto de manifiesto es la existencia de diferentes posturas sobre el tema, tal como ocurre en la sociedad ecuatoriana.

Ponce indicó que el presidente Correa mantiene un "liderazgo fuerte" tanto en su cargo de presidente, como en el partido y también en el ámbito regional latinoamericano.

La parlamentaria se mostró partidaria de trabajar en propuestas que sirvan para "resolver los problemas de la sociedad" y "dar pasos estratégicos en favor del socialismo del buen vivir", uno de los ejes de la política de Correa. EFE