Industria textil brasileña protesta en Sao Paulo contra importaciones chinas

Sao Paulo, 23 oct (EFE).- Trabajadores de la industria textil brasileña se manifestaron hoy frente a las puertas de la Feria China de Sao Paulo contra la importación de productos del país asiático, la cual, según el sector, contribuyó a la pérdida de miles de empleos en Brasil.

Según expresaron diferentes asociaciones y sindicatos del sector en un comunicado, en los últimos años se ha producido un "aumento indiscriminado" de importaciones, principalmente provenientes de China e India, así como un incremento del número de despidos provocados por el cierre de fábricas.

Desde principio de año, fueron eliminados en el sector textil del país 55.000 empleos, según un estudio del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

"Estamos lanzando un grito de alerta a la sociedad y al Gobierno brasileño ya que la industria textil de este país, la cuarta mayor de mundo, esta siendo atacada violentamente por los productos importados de Asia", apuntó a Efe Fernando Pimentel, de la Asociación Brasileña de Industria Textil en la manifestación (ABIT).

Con carteles de "China fuera", centenares de personas se concentraron delante en la Feria China de Sao Paulo, realizada en el centro de convenciones y exposiciones de Anhembí y en la que desembarcaron cerca de 500 productores y comerciantes chinos para promover sus productos en el país latinoamericano.

"Hace mucho tiempo que el escenario dejó de ser de competitividad entre las empresas para ser de competitividad entre países. Además de combatir las exportaciones desleales, Brasil necesita urgentemente volverse competitivo para no desindustrializarse", afirmó en la nota el presidente de ABIT, Aguinaldo Diniz Filho.

De acuerdo con el sector, en los primeros meses de 2013 las importaciones crecieron un 8,2 % respecto al mismo periodo de 2012, mientras que en las última década el valor de productos textiles importados pasó de 110 millones de dólares a 2.100 millones de dólares.

"No podemos permitir una invasión desenfrenada de productos extranjeros en el país, que supone una ruptura de las industrias y la pérdida de millares de empleos", apuntó en el mismo comunicado el presidente una de las mayores centrales obreras del país, Fuerza Sindical, Paulo Pereira da Silva, también diputado federal. EFE

ass/wgm/eat