La OTAN y Afganistán avanzan para mantener presencia internacional tras 2015

Mario Villar

Bruselas, 23 oct (EFE).- Los ministros de Defensa de la OTAN y Afganistán expresaron hoy su optimismo sobre la pronta firma del acuerdo entre Kabul y Washington que permitirá mantener tropas estadounidenses y de la Alianza en el país asiático después de 2014, en una nueva operación que avanza poco a poco en sus preparativos.

El pacto, negociado durante cerca de un año y que ha provocado fuertes tensiones entre Estados Unidos y el Gobierno afgano, es una condición ineludible para el despliegue de esa misión.

El documento debe regular, entre otras cosas, la jurisdicción a la que estarán sometidas las tropas estadounidenses y servirá de base para un acuerdo similar entre la OTAN y Afganistán.

Tras meses de retrasos, el ministro afgano de Defensa, Bismillah Khan Mohammadi, confió hoy en que el convenio sea aprobado a mediados de noviembre por la Loya Yirga, la asamblea de representantes políticos y tribales que debe darle luz verde.

Mohammadi transmitió ese mensaje a sus homólogos de la Alianza y de otros países con presencia en Afganistán durante una reunión celebrada en Bruselas, tras semanas de cierta tensión por las críticas a la OTAN vertidas por el presidente afgano, Hamid Karzai.

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, también se mostró optimista sobre la rápida conclusión del acuerdo, que hasta hace unas semanas ponía en duda la presencia internacional en Afganistán a largo plazo.

Hagel defendió la conveniencia de cerrar el compromiso "cuanto antes mejor", pero aseguró que la OTAN todavía tiene tiempo para preparar su nueva misión en Afganistán, que debe iniciarse en enero de 2015 y sobre la que quedan multitud de puntos fundamentales por definir.

Los ministros dieron hoy el visto bueno a un nuevo documento preparatorio de la misión, pero aún no han diseñado el plan de operaciones, en el que se detallarán puntos como el número de tropas que estarán sobre el terreno y sus tareas específicas.

Por el momento, la OTAN trabaja con la idea de mantener en Afganistán entre 8.000 y 12.000 efectivos, que se centrarían en tareas de formación y asesoramiento de las fuerzas de seguridad afganas.

En todo caso, los aliados permanecen a la espera de que la Casa Blanca decida qué contribución aportará a la nueva misión.

Ese es el caso de España, según explicó el ministro de Defensa, Pedro Morenés, quien señaló que los números de la misión "estarán en función de Estados Unidos", que será "el mayor contribuyente".

"España ha ofrecido permanecer en Herat con el aeropuerto y con la sanidad militar", recordó Morenés, que consideró que se trata de una aportación "generosa" e "inteligente", pues permitirá a las tropas españolas continuar el trabajo que ya están desarrollando.

Entre los puntos pendientes de definir para la nueva misión figura el de la seguridad de las tropas internacionales que permanezcan en el país en los próximos años, en los que numerosos analistas advierten de que podría registrarse un gran deterioro de la situación y una gran presión por parte talibán.

Aunque las fuerzas de la OTAN no participarán en operaciones de combate, será necesario tener "muy presente la seguridad" de los efectivos desplegados, subrayó hoy Morenés.

Frente a quienes consideran que la salida del grueso de las tropas extranjeras el próximo año puede facilitar los objetivos de la insurgencia, el ministro de Defensa afgano se mostró convencido de que, al contrario, la situación mejorará tras 2014.

Para Morenés, será necesario mantener la "tensión" para "evitar cualquier tentación de rebrote del yihadismo o de la insurgencia".

El año próximo se presenta como fundamental para el futuro de Afganistán, pues además de la salida de los soldados internacionales verá la celebración de unas elecciones consideradas clave.

"La base política de lo que sea Afganistán tiene que sentarse el año que viene", opinó el ministro español, que advirtió de que sin unas instituciones mínimamente democráticas el país tendrá difícil gobernarse de manera eficaz. EFE

mvs/emm/mlg

(audio) (foto) (vídeo)