Rahul Gandhi dice no tener miedo a ser asesinado por su rol político en India

Nueva Delhi, 23 oct (EFE).- El delfín de la dinastía Nehru-Gandhi y posible candidato a primer ministro de la India, Rahul Gandhi, aseguró hoy que es consciente del peligro que entraña su posición en la política pero que no tiene miedo a morir asesinado.

"Mi abuela fue asesinada. Mi padre fue asesinado. Puede que ahora yo también sea asesinado algún día. Pero no tengo miedo. No me importa", afirmó el vicepresidente del gubernamental Partido del Congreso en un mitin en el estado noroccidental de Rajastán, según recoge la agencia local IANS.

El joven heredero, que todavía no ha confirmado si será el candidato de su formación a encabezar el Gobierno indio en las elecciones generales de 2014, recordó las circunstancias de la muerte de su abuela, la exprimera ministra Indira Gandhi.

"Estaba en la escuela cuando alguien se acercó a mi maestra y le susurró algo al oído. La maestra me dijo que me fuera. Llamé a casa desde la oficina del director. Escuché el grito de la limpiadora. Me dijeron que algo le había sucedido a mi madre", relató Rahul.

"Cuando llegué a casa, vi sangre de mi abuela en la carretera y sangre de dos guardias de seguridad en una habitación. Eran como mis amigos. El incidente me llenó de rabia. Me llevó entre diez y quince años calmar la ira", agregó.

Indira Gandhi fue asesinada en 1984 por uno de sus guardaespaldas, de religión sij, en venganza por la operación militar contra separatistas que la exprimera ministra ordenó en el Templo Dorado de la ciudad de Amritsar.

Por su parte, el padre de Rahul e hijo de Indira, Rajiv Gandhi, murió en 1991 en un atentado suicida cometido por una mujer tamil durante un mitin, como represalia por la implicación militar de la India en Sri Lanka contra la guerrilla separatista tamil.

Bisnieto, nieto e hijo de primeros ministros de la familia política más importante de este gigante asiático, Rahul está destinado a asumir algún día un liderazgo similar pero ha sido criticado a menudo por falta de implicación.

A principios de mes, el joven heredero, de 43 años, salió victorioso de una inusual disputa contra su partido y el Gobierno, que algunos analistas interpretaron como un paso al frente en el camino hacia su candidatura.

Rahul calificó de "sinsentido" una ordenanza aprobada por el Ejecutivo para invalidar una decisión judicial que impedía a políticos convictos seguir como diputados o concurrir a comicios y vertió esta crítica durante una visita a EEUU del primer ministro, Manmohan Singh.

Su actitud levantó un gran revuelo mediático en el país y días después el Gobierno reculó y decidió retirar la ordenanza tras una maratón de reuniones de alto nivel.

Si finalmente acepta ser candidato se medirá el aspirante propuesto por el hinduista BJP, Narendra Modi, un político muy carismático y controvertido, en lo que se aventuran unas elecciones reñidas. EFE