Venezuela pone en marcha sistema de cámaras de seguridad para combatir delito

Caracas, 28 oct (EFE).- El Gobierno de Venezuela firmó hoy un convenio con la empresa china Ceiec para instalar unas 30.000 cámaras de videovigilancia en más de una decena de ciudades del país con el fin de ayudar a combatir la criminalidad que anualmente se cobra miles de vidas.

El acuerdo, denominado Sistema Integrado de Monitoreo y Asistencia (SIMA), se implementará primero en los municipios del este de Caracas y comprende una primera etapa que comienza en el último trimestre de este año, destacó el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres.

"El SIMA es un sistema de monitoreo para 16 ciudades del país que estamos arrancando desde ya", dijo el ministro durante la firma del convenio.

"Con la firma del convenio con la empresa china Ceiec estamos consolidando esta alianza para llevarle a los venezolanos la máxima suma de seguridad posible", señaló.

El acuerdo comprende además la instalación de centros de comando nacionales y regionales que estarán conectados con más de 200 estaciones de policía con el fin de agilizar la detención de sospechosos e intercambiar información sobre las características de los delitos.

El Gobierno remarcó que las cámaras, que almacenarán imágenes hasta por 1.000 horas, facilitarán la detección de personas sospechosas a través del reconocimiento facial y ayudarán a determinar las horas de mayor cantidad de delitos.

Las encuestas muestran que la inseguridad es una de las principales preocupaciones en Venezuela, donde las últimas cifras oficiales dan cuenta de que en 2012 se produjeron 16.072 homicidios, un 14 % más que en 2011, equivalente a una tasa de 54 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, fuentes como la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia estiman que la cifra real es de 73 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que convierte a Venezuela en el país suramericano más violento.

El Gobierno ha reconocido esto como un problema y este año lanzó el plan "Patria Segura", que prevé el despliegue de militares en las calles para enfrentar el delito. EFE