Analizan instalar "fuerza de tarea" en Antigua para combatir extorsiones

Guatemala, 29 oct (EFE).- El Gobierno de Guatemala analiza la instalación de una "fuerza de tarea" en la ciudad colonial de Antigua, para combatir a los grupos delictivos que extorsionan a los empresarios del servicio de transporte público que cumplen hoy el segundo día de suspensión, informaron fuentes oficiales.

La vicepresidenta Roxana Baldetti dijo a periodistas que la medida será analizada en las próximas horas en una "mesa de diálogo" en la que participaran el Ministerio del Interior, los empresarios del transporte y las autoridades locales.

"Estamos pensando en traer la fuerza de tarea contra las extorsiones aquí a Antigua" debido a que la misma ha funcionado en otros departamentos del país, explicó Baldetti.

Los empresarios del transporte público que cubren la ruta de la capital hacia la ciudad de Antigua, uno de los sitios turísticos más importantes de este país centroamericano, suspendieron el servicio desde el lunes, tras el incremento de extorsiones por parte de grupos criminales.

"Desde el fin de semana empezaron las llamadas de amenazas. Nos dicen que si no pagamos las extorsiones acabarán con todos los chóferes y pasajeros", dijo a medios locales uno de los conductores del servicio.

La suspensión del servicio ha afectado a miles de personas que viven en Antigua y trabajan en la capital, o viceversa, las cuales han tenido que viajar en improvisados camiones no autorizados para transportar pasajeros.

Un portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC) aseguró a los periodistas que las llamadas de extorsión a los transportistas de Antigua provienen de una cárcel del país, y que las mismas son realizadas por líderes de la Mara Salvatrucha.

En las últimas dos semanas un conductor de autobús ha fallecido y tres más han sufrido heridas de gravedad, en diferentes ataques armados perpetrados por supuestos pandilleros ante la negativa de los empresarios de pagar las extorsiones.

Baldetti dijo que la "mesa de diálogo" que instalará en las próximas horas tiene como objetivo "buscar soluciones definitivas" a los problemas de seguridad que afectan a Antigua, así como desbaratar a las bandas criminales que operan en esa ciudad colonial.

Las denominadas "fuerzas de tarea" son grupos operativos integrados por miembros de la PNC, soldados del Ejército e investigadores de las agencias de Inteligencia del Estado, que fueron instaurados en el país a partir de la llegada al poder del presidente Otto Pérez Molina, un general retirado.

Según cálculos de las autoridades, las bandas criminales que se dedican a las extorsiones en el país logran "ganancias" anuales de más de un millón de dólares. EFE