La tormenta deja en el Reino Unido cuatro muertos y 61.000 casas sin luz

Londres, 29 oct (EFE).- Cuatro personas han muerto en el Reino Unido y 61.000 hogares siguen hoy sin suministro eléctrico a causa del fuerte temporal que se desató ayer en el norte de Europa y que provocó caídas de árboles e importantes cortes en el transporte.

Los fallecidos son un hombre de 51 años, que murió por el impacto de un árbol en su coche; un hombre y una mujer que murieron en Londres por una explosión de gas causada por la caída de un árbol, y una joven de 17 años que falleció cuando un árbol cayó en la caravana en la que dormía.

Por otra parte, los servicios de rescate siguen buscando hoy a un menor de 14 años que desapareció en la tarde del domingo en una playa de Newhaven (sureste de Inglaterra) arrastrado por la corriente, confirmó la policía del condado de Sussex.

Alrededor de 61.000 hogares continúan sin suministro eléctrico tras la tormenta a pesar de las intensas labores de los ingenieros que consiguieron durante la noche restablecer el servicio a 100.000 familias, según recoge la BBC.

Los servicios de reparación afirmaron que las tareas para el restablecimiento completo de la luz en todos los hogares afectados llevarán unos días por las dificultades añadidas que suponen los árboles caídos, que impiden llegar a algunas de las zonas más remotas del sur de Inglaterra.

La Asociación de la red energética, que agrupa a los principales proveedores, calcula que más de 660.000 hogares sufrieron cortes eléctricos por la tormenta, que atravesó la pasada madrugada el Reino Unido y el mar del Norte y tocó tierra en zonas del norte de Francia, Bélgica y Holanda.

Además, la Agencia británica del medioambiente ha contabilizado docenas de alertas por inundación de las que actualmente se mantienen cinco.

En cuanto al transporte y las comunicaciones, las compañías ferroviarias y los aeropuertos esperan recuperar la normalidad en el servicio a lo largo de este martes después de que se cancelaran cientos de rutas el día anterior.

Network Rail, gestora del transporte ferroviario, ha declarado que los daños que han sufrido las infraestructuras han sido "peor de lo esperado", con más de cien árboles caídos en las vías y rutas de las líneas.

Los transportes marítimo y aéreo también se vieron gravemente afectados y se restablecen paulatinamente. EFE