Arrestan en México a 48 personas por robar hidrocarburos de paraestatal Pemex

Autoridades de México capturaron a 48 personas, la mayoría empleados de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), por estar involucrados en robos de hidrocarburos en el estado de Guanajuato (centro), informó este martes la petrolera, que atraviesa actualmente una crisis de producción.

"Se logró la retención en flagrancia de 39 empleados de Pemex y 9 operadores de autotanques particulares a quienes se atribuye la sustracción ilícita de hidrocarburos en las instalaciones de la paraestatal en Salamanca", en Guanajuato, indica un comunicado de la paraestatal.

La empresa precisó que elementos de la fiscalía general y del ejército detectaron "que se realizaban maniobras para alterar el pesaje del hidrocarburo al interior de las instalaciones".

Pemex, la mayor empresa de México, ha enfrentado una drástica caída de su producción de crudo desde los 3,4 millones de barriles diarios de 2004 a los 2,5 millones registrados durante el tercer trimestre de 2013.

Esto se vio reflejado en sus resultados del tercer trimestre de este año, en el que reportó pérdidas de 3.013 millones de dólares debido, entre otras cosas, a un menor volumen de exportación de crudo. Además, la firma también reportó que su deuda neta ha aumentado un 2,7% respecto de la cifra del final de 2012 y se situó en 62.109 millones de dólares.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que asumió el pasado diciembre, presentó en agosto al Congreso una iniciativa de reforma del sector energético que propone una mayor apertura de Pemex a la inversión privada para "modernizar" la firma y aumentar su producción, una propuesta que la izquierda critica por considerarla "privatizadora".

Recientemente, diversas infraestructuras de Pemex han venido sufriendo accidentes.

En julio, un estallido en un oleoducto provocó siete heridos, cinco policías y dos bomberos, mientras que en enero 37 personas murieron por una explosión en la sede central de la compañía en la Ciudad de México, que las autoridades atribuyeron a la presencia de gas metano generado por residuos de crudo derramados hace 80 años.

yo/avl