El túnel entre Europa y Asia sufre una avería en su primer día funcionando

Estambul, 30 oct (EFE).- El túnel ferroviario que une Europa y Asia bajo el Bósforo en Estambul sufrió hoy, un día después de su inauguración oficial, su primera avería, al quedar interrumpido brevemente el suministro eléctrico.

El tráfico de pasajeros se paró sobre las 08.15 (06.15 GMT) al producirse un apagón que obligó a los pasajeros de un convoy a abandonar los vagones y recorrer a pie el túnel, informan varios medios.

Un vídeo que difunden varios medios de comunicación muestra a un grupo de pasajeros que camina por el lateral del túnel a lo largo de un tren detenido en la vía.

Tras apenas tres minutos, el tráfico volvió a restablecerse con toda normalidad, señaló la emisora CNNTürk.

El túnel Marmaray fue inaugurado ayer en una ceremonia en la que participaron las máxima autoridades turcas, los jefes de Gobierno de Japón y Rumanía y la ministra española de Fomento, Ana Pastor, entre otras personalidades.

El Marmaray es el primer túnel ferroviario que conecta dos continentes, al enlazar las orillas asiáticas y europeas de Estambul.

El tramo inaugurado ayer tiene una longitud de 13,6 kilómetros, con 1,4 kilómetros bajo el suelo marino, a 60 metros bajo la superficie del mar.

Los trenes de cercanías tienen capacidad para transportar todos los días hasta un millón de pasajeros, lo que se espera sirva para descongestionar el ahora siempre denso tráfico de Estambul.

Un consorcio formado por las compañías españolas OHL y Dimetronic se ha encargado de las infraestructuras ferroviarias, señalización y seguridad de todo el trazado de la nueva ruta. EFE