Médicos panameños levantan paro contra ley para contratar extranjeros

Los médicos panameños del sector público que llevaban en huelga desde hace 37 días levantaron el paro este viernes, después de las modificaciones a una ley para la contratación de médicos extranjeros, que temían privatizara la salud.

"El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, recibió este viernes de los gremios médicos la notificación por la cual levantan el paro", aseguró el gobierno panameño.

El fin de la huelga se produjo después que el Congreso, de mayoría oficialista, aprobara una ley que modifica una norma anterior para la contratación de médicos extranjeros en el país.

Después de recibir la notificación del fin de huelga, Martinelli "sancionó de manera voluntaria" la nueva ley, consensuada entre el gobierno panameño y los gremios médicos con mediación de la Iglesia católica.

Médicos y otros profesionales de la salud llevaban 37 días en huelga, lo que ha propiciado la pérdida de cerca de 200.000 citas y más de 5.000 cirugías, en un país con largas listas de espera y una alta mora hospitalaria.

Tras el fin de la huelga Martinelli "felicitó a todas las partes y reiteró que su mayor preocupación ha sido la situación de los pacientes que resultaron afectados", según un comunicado de la Presidencia panameña.

El acuerdo de huelga contempla el retorno de la jornada laboral, reponer las citas médicas perdidas, la no adopción de sanciones disciplinarias contra los huelguistas y la devolución de los salarios retenidos.

Los médicos panameños recelaban de una ley que permitía la contratación de médicos extranjeros por "necesidad comprobada" y cuando no hubiera ofertas de profesionales panameños para llenar las plazas, ya que según el gobierno faltan especialistas en el país, sobre todo en las áreas más apartadas.

Sin embargo, los gremios médicos acusaban al gobierno de querer privatizar el sistema de salud a través de concesiones de hospitales y otros servicios a la iniciativa privada, principalmente de empresas extranjeras.

Temían también que los médicos extranjeros desplazaran a los locales y facilitara la inestabilidad laboral.

La nueva ley "prohíbe" la privatización de los servicios públicos de salud, menciona explícitamente donde no podrán ejercer los médicos extranjeros en Panamá y prevé incentivos para los profesionales panameños de la salud.

Los médicos extranjeros serán contratados por un periodo de un año prorrogable, su salario nunca será mayor que el mínimo básico de un panameño y no podrán gozar de beneficios de estabilidad, ascensos, indemnización o jubilación.

JJR/ja