Paraguay lanza campaña contra el dengue en cementerios

Asunción, 1 nov (EFE).- La lucha contra el dengue se trasladó hoy, Día de Todos los Santos, a los principales cementerios de Paraguay, donde técnicos de salud realizaron fumigaciones e informaron a los visitantes sobre medidas de prevención contra el virus, que ha causado la muerte de 242 personas en 2013.

Los especialistas conminaron a los miles de visitantes a utilizar flores de plástico y recipientes sin agua para evitar que se conviertan en caldos de cultivo del mosquito que trasmite el virus.

La medida fue acompañada de la fumigación de los cementerios de Asunción, la capital, y del resto de las ciudades más importantes del país (Ciudad del este, Pedro Juan Caballero y Encarnación), indicó a Efe Luz Ferreira, encargada de prensa del Ministerio de Salud.

Ferreira añadió que los cementerios fueron fumigados de madrugada, cuando es más activo el mosquito (aedes aegypti), operación que se repetirá mañana, Día de los Difuntos, en los mismos lugares.

"No se trata de prohibir la entrada a los cementerios, sino de evitar que se extienda el dengue. La tradición en Paraguay es que las personas vayan a los cementerios con floreros con agua y flores, que acaban convertidos en criaderos del mosquito", aclaró Ferreira.

Reconoció además que la festividad anual está sirviendo como una campaña de prevención y concienciación en la lucha ciudadana contra el dengue.

"El problema es que los paraguayos no saben cómo eliminar los criaderos o impedir su propagación, de ahí que la epidemia sea ya endémica en Paraguay", dijo.

La campaña centrada en los cementerios dio comienzo la semana pasada y es ejecutada por técnicos del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa).

De acuerdo con las últimas cifras proporcionadas por el Ministerio a Efe, el dengue ha causado un total de 242 víctimas mortales en lo que va de año.

El año pasado hubo 70 muertos y 30.823 contagios confirmados. Paraguay nunca había registrado víctimas mortales por esta enfermedad hasta 2007, cuando hubo 17 fallecidos y 9.040 contagios. EFE