EEUU: Líder talibán muerto en Pakistán conspiraba para matar estadounidenses

Washington, 2 nov (EFE).- EE.UU. evitó hoy confirmar que uno de sus "drones" matara el viernes al líder de los talibanes de Pakistán, Hakimulá Mehsud, pero subrayó que éste estaba acusado de "conspirar para matar a estadounidenses" y amenazaba con seguir haciéndolo.

En declaraciones a Efe, un funcionario del Departamento de Estado confirmó que el embajador estadounidense en Pakistán, Richard Olson, fue convocado hoy al Ministerio de Exteriores paquistaní para tratar el asunto, pero no dio detalles sobre el encuentro.

"No estamos en posición de confirmar los informes de que Hakimulá Mehsud puede haber sido asesinado en Pakistán", indicó el funcionario, que pidió el anonimato.

"Sin embargo, dejemos claro que Mehsud es considerado el comandante de Tehrik-e-Taliban Pakistán (TTP), el grupo que reivindicó el fallido atentado de Times Square en Nueva York el 1 de mayo de 2010", agregó.

Mehsud "y otros líderes de TTP han prometido públicamente seguir atacando a Estados Unidos y a estadounidenses", y el citado sujeto "ha sido acusado por cargos de conspiración para matar y usar explosivos contra estadounidenses en el extranjero".

La acusación se basa en su supuesta implicación en un atentado en la base Chapman de Afganistán el 30 de diciembre de 2009, que dejó siete estadounidenses muertos y seis heridos.

Según informes confirmados por numerosas fuentes militares paquistaníes, Mehsud y otros cuatro insurgentes murieron el viernes por el ataque de un "drone" estadounidense en la zona de Dande Darpakhel.

El ministro de Interior de Pakistán, Chaudhry Nisar Alí Khan, lamentó hoy el ataque y aseguró que se traducirá en un "sabotaje" de las negociaciones de paz de su Gobierno con el liderazgo talibán.

"Esto ha asesinado la esperanza y el progreso de la paz en la región", sentenció Alí Khan.

Consultado al respecto, el funcionario estadounidense señaló únicamente que "el asunto de negociar o no con el TTP es un asunto interno para Pakistán".

"Estados Unidos y Pakistán siguen teniendo un interés estratégico compartido en acabar con la violencia extremista para construir una región más próspera, estable y pacífica", indicó. EFE