Argentina limita a exportadores acceso local a préstamos bancarios

Buenos Aires, 5 nov (EFE).- El Banco Central de Argentina puso hoy un tope a los préstamos bancarios en pesos que se otorgan localmente a las grandes empresas exportadoras para financiarse, que se verán así obligadas a tomar mayores créditos en dólares en el exterior.

La nueva normativa, publicada en el sitio web de la autoridad monetaria, establece que "la capacidad de préstamo de depósitos en pesos y recursos líquidos será el 0,3 % de la suma de los depósitos en pesos y los recursos propios líquidos de la entidad" bancaria.

La resolución afecta a empresas que exportan al menos el 75 % de su producción y que, a la vez, tienen un saldo de deuda en pesos no menor a 200 millones de pesos (33,6 millones de dólares), categorías en las que principalmente están las grandes exportadoras de granos y derivados.

Fuentes del Banco Central citadas por la agencia oficial Télam explicaron que la resolución obedece a cambios registrados este año en el modo en que estas grandes empresas se financian.

Según estas fuentes, las grandes exportadoras de cereales "cancelaron 2.000 millones de dólares de líneas crediticias que habían tomado en el exterior y comenzaron a financiarse en pesos en el mercado local, concentrando de esta forma el mercado de crédito en pesos y desplazando a otros potenciales tomadores de financiación en moneda local".

"El mayor uso del crédito internacional por parte de las grandes empresas mencionadas contribuirá a liberar capacidad prestable del sistema financiero, mejorando así el acceso al crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas y otros sectores de la economía que operan en el mercado local", agregaron las fuentes.

Con la nueva normativa, las empresas se verán obligadas a tomar mayores préstamos en dólares en el exterior, lo que implicará un mayor ingreso de divisas extranjeras al país, donde la oferta de dólares está limitada.

Desde inicios de este año, las reservas monetarias del Banco Central argentino han disminuido en unos 10.000 millones de dólares, hasta tocar actualmente los 33.300 millones de dólares. EFE