Uruguay ratifica legalización de la marihuana pese a oposición de Brasil

Jorge Figueroa

Montevideo, 5 nov (EFE).- El Gobierno y el Parlamento uruguayo ratificaron hoy su voluntad de legalizar la compraventa y el cultivo de marihuana en el país, pese a la oposición de Brasil, su socio en el Mercosur, manifestada por una delegación oficial que visitó el Legislativo en esta jornada.

El diputado Osmar Terra, del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que lidera el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, fue recibido por la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores de Uruguay y posteriormente en conferencia de prensa dejó en claro que su presencia en Montevideo es parte de una "misión oficial" del Parlamento brasileño.

Terra, médico de profesión, exsecretario de Salud del estado de Río Grande do Sul, limítrofe con Uruguay, es el autor de la nueva ley brasileña que endurece las penas en la lucha contra el consumo de drogas que en Brasil es "una grave epidemia", dijo.

El proyecto fue aprobado en mayo por la Cámara de Diputados brasileña, actualmente está a estudio de los senadores y "tiene el respaldo" de la presidenta Dilma Rousseff", señaló.

"No existe ningún país en el mundo que haya logrado reducir el consumo de drogas a través de su legalización. Todos los que recorrieron ese camino luego tuvieron que volver atrás", aseguró Terra en conferencia de prensa.

"No queríamos estar de brazos cruzados frente a lo que está ocurriendo en Uruguay (sobre la legalización de la marihuana) y por eso vinimos a conversar", agregó.

Tras señalar que el propósito de la delegación "no es dictar reglas", Terra destacó que ambos países "tienen fronteras y destinos comunes y por ello vinimos a mostrar por que estamos en un camino diferente al que eligió Uruguay".

La Comisión de Salud está integrada por legisladores de los tres principales partidos uruguayos, la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio, que impulsa el proyecto, el Partido Nacional o "Blanco", principal de la oposición, y el Partido Colorado, segundo de la oposición.

El senador Alfredo Solari, médico, presidente de la Comisión de Salud y legislador colorado, dijo a Efe que la exposición de la delegación brasileña fue "excelente" y destacó su esperanza en que "sirva para la reflexión y para evitar que se cometa un error" en referencia a la posible aprobación del proyecto al que su partido se opone.

Por su parte el vicepresidente de la Comisión de Salud, el también médico y legislador oficialista, Lius Gallo, dijo a Efe que la comisión "escuchó con atención" la experiencia brasileña en la lucha contra las drogas.

"Está claro que hemos elegido caminos diferentes, Uruguay apostará a la legalización (de la marihuana), a la educación y a tratar de arrebatar el mercado al narcotráfico, mientras que Brasil prefiere endurecer penas, algo que está probado no funciona", agregó.

Pese a que se debate en la Comisión de Salud y aún no llegó al pleno de la cámara "ya está tomada la decisión de someter (el proyecto de ley) a votación, sin modificaciones y tal y como vino de la Cámara de Diputados", entre finales de noviembre y principios de diciembre, agregó Gallo.

Simultáneamente, el prosecretario de la Presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa, al referirse a la visita de la delegación brasileña dijo que el Gobierno de Uruguay agradece cualquier "aporte" al debate sobre la despenalización de la producción y venta de marihuana.

Sin embargo, ratificó que la administración del presidente Mujica esta "convencida" del plan elegido.

"Hay un convencimiento del Gobierno para no insistir en una política que hasta ahora no ha dado los resultados esperados", dijo en referencia al camino de la represión.

En Uruguay el consumo de marihuana no está penado por ley pero sí su venta y cultivo.

El proyecto impulsado por el presidente Mujica, legaliza la compraventa y el cultivo de marihuana, y establece la creación de un ente estatal regulador que se encargará de emitir licencias y controlar la producción y la distribución de la droga.

Los consumidores previamente registrados podrán comprar marihuana en farmacias especialmente habilitadas, hasta un máximo de 40 gramos por mes, o cultivar en casa hasta seis plantas que produzcan no más de 480 gramos por cosecha. EFE

jf/cav