La tendencia al mestizaje racial aumenta en Cuba, según su nuevo censo

La Habana, 8 nov (EFE).- El mestizaje racial creció en Cuba en los últimos años alcanzando al 26,6 por ciento de la población, al tiempo que disminuyó el número de blancos y negros, según resultados definitivos del Censo de Población y Vivienda realizado en la isla en 2012 y divulgados hoy.

Durante la década que medió entre los censos de 2002 y 2012, la cifra de mestizos creció de un 24,9 por ciento a un 26,6 por ciento, informó la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en un resumen adelantado del estudio.

En el mismo periodo de tiempo, la población declarada como blanca decreció de un 65 por ciento a un 64,1 por ciento, en tanto los negros disminuyeron de un 10,1 a un 9,3 por ciento, reafirmando la tendencia al mestizaje en el país caribeño.

El diario cubano Juventud Rebelde destaca hoy que La Habana, capital del país y provincia con mayor población (2,1 millones), tiene el mayor número de personas que se declaran negras, quienes viven fundamentalmente en zonas periféricas.

Las cifras definitivas del censo, del que en los últimos meses ya se difundieron algunos avances, establecen que Cuba tiene 11.167.325 habitantes, 10.418 menos que en el último registro.

Por sexos, la actualización censal arroja un predominio de mujeres (5.596.500 millones) sobre hombres (5.570.825 millones).

En concreto, los datos sobre la relación de "masculinidad" arrojaron que existen 995 hombres por cada 1.000 mujeres, mientras que en 2002 había 1.003 varones por igual número de hembras.

Los indicadores por sexo también mostraron un incremento de las mujeres en el rol de "jefe del hogar", ya que el número creció de un 40,6 por ciento a un 44,9 en 10 años, en tanto la cifra de hombres en esa posición bajó de un 59,4 a un 55,1 en igual periodo.

En términos generales, la población cubana es eminentemente urbana (76,8 por ciento) y educada hasta nivel medio o superior (un 71 por ciento).

La edad media es de 38,8 años (eran 35,1 años en el censo anterior), lo que confirma la tendencia al envejecimiento poblacional en la isla, donde el 18,3 por ciento de los habitantes tiene 60 años o más y se espera que esa proporción continúe creciendo.

En cuanto a la situación de las viviendas, el estudio arrojó que el inventario de residencias aumentó en los últimos años, y ahora Cuba cuenta con 3.885.900 "unidades de alojamiento" mientras que el 95,6 por ciento de la población declara ser propietaria de sus casas.

Por otra parte, el 93,2 por ciento de las viviendas particulares son casas y apartamentos, y el resto se tipifican como "cuarterías, bohíos y viviendas improvisadas", si bien su número decreció de 9,3 a 6,8 por ciento de un censo a otro.

El director del censo, Juan Carlos Alfonso Fraga, opinó en una entrevista que hoy publica el diario Granma que los datos de la investigación "muestran los progresos que en el término de diez años ha experimentado el país, tanto en las características de su población como en las de sus viviendas".

"En ellos se evidencian avances, aunque muchos problemas no están resueltos aún", apuntó Fraga.

El censo, realizado en septiembre de 2012, es el decimoctavo estudio de población aplicado en la isla desde la colonia y el cuarto después del triunfo de la revolución en 1959, tras los efectuados en 1970, 1981 y 2002.

Es además el primero que se realiza durante el mandato de Raúl Castro, que asumió formalmente la presidencia del país en 2008 y que ha emprendido en la isla un plan de reformas para "actualizar" el modelo económico socialista. EFE

arj/sam/lnm