Perú espera estrechar integración con Brasil con la visita de Rousseff

(Actualiza con llegada de Rousseff este lunes en segundo párrafo)

Lima, 10 nov (EFE).- La visita oficial que realizará este lunes a Perú la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha generado expectativa para el Gobierno de Ollanta Humala y sectores económicos peruanos que ven la posibilidad de ampliar la integración política y comercial con el país vecino, destacaron hoy observadores.

Rousseff partirá de Brasilia a las 8.00 (10.00 GMT) de este lunes y llegará a Lima a tiempo para el encuentro que tiene previsto con Humala, según dijo el domingo un portavoz de la Presidencia brasileña a Efe.

El presidente peruano recibirá a su homóloga brasileña en el Palacio de Gobierno para sostener una reunión de trabajo, a cuyo término suscribirán tres acuerdos de cooperación y darán una rueda de prensa, según la agenda oficial divulgada por la cancillería.

La visita de Rousseff tendrá un marcado acento económico, que se reflejará en el Foro Empresarial Brasil-Perú, que reunirá a un centenar de representantes de empresas de ambos países y ambos gobernantes inaugurarán el lunes.

El presidente peruano dijo el sábado a la prensa que su Gobierno desea profundizar con Brasil "las relaciones de amistad, cooperación y de desarrollo con un país que tiene la frontera más extensa con el Perú".

Rousseff llegará a Lima en el marco de la celebración del décimo aniversario de la Alianza Estratégica entre Perú y Brasil, que tiene una agenda de 24 puntos, entre los que destacan la integración física y económica mediante proyectos en infraestructura vial, energética y portuaria.

La canciller peruana, Eda Rivas, destacó que los pilares de esta alianza son "el fortalecimiento del vínculo político, la defensa de la Amazonía, el impulso de los lazos comerciales y la apuesta por una mayor integración física", en declaraciones a Efe el jueves pasado.

"El impacto de la Carretera Interoceánica Sur se está evidenciando en este crecimiento de las exportaciones y también en el reciente aumento del flujo de turistas brasileños al Perú", según Rivas.

Para la ministra, hay una integración cada vez más dinámica entre el sur peruano y las zonas brasileñas de Acre y Rondonia y el reto es apuntalar ese trabajo conjunto, "que tiene que ver además con el impacto social positivo y la inclusión en zonas de frontera".

En 2002, antes de la firma del convenio, la balanza comercial conjunta alcanzó los 653 millones de dólares, mientras que en 2006 superó los 2.290 millones, y para 2012 se situó en 3.702 millones, según cifras oficiales.

Para este año, se prevé que el flujo de comercio se situará en unos 4.000 millones de dólares, según Rivas, quien destacó que las exportaciones peruanas están creciendo en torno al 50 % en comparación al 2012.

El presidente de la Cámara Binacional de Comercio e Integración Perú-Brasil, Miguel Vega Alvear, estimó hoy que Brasil podría multiplicar por cinco o seis su actual nivel de inversión en Perú en los próximos 20 años y alcanzar los 34.000 millones de dólares.

Vega Alvear dijo a la agencia estatal Andina que las inversiones brasileñas en Perú ascienden a 6.000 millones de dólares con la participación de 30 grandes corporaciones, mientras que el capital peruano en Brasil suma 1.000 millones de dólares.

Esas inversiones pueden tener un importante refuerzo en función del resultado que tengan unas negociaciones que la empresa brasileña Braskem lleva a cabo para la construcción de un complejo petroquímico en el sur de esa nación andina, en sociedad con la estatal Petroperú.

Fuentes oficiales brasileñas dijeron a Efe en Brasil que, en caso de concretarse ese proyecto, que se discutirá en el marco de la visita de Rousseff, la inversión brasileña en Perú pudiera duplicarse en un plazo corto.

En el plano político, según informó la cancillería brasileña, Rousseff y Humala pasarán revista a diversos aspectos de la agenda regional, con un especial énfasis en la Unión Suramericana de Naciones (Unasur).

Después de su reunión con Humala, Rousseff será recibida también por la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, que le entregará las "llaves de la ciudad" y la declarará huésped ilustre. EFE