Avión mexicano destruido en Venezuela aterrizó antes en Bonaire

El avión mexicano, obligado a aterrizar y quemado en Venezuela la semana pasada, habría hecho una escala antes en la isla de Bonaire, en las Antillas Holandesas, donde cuatro de sus pasajeros habrían descendido, informó el domingo la secretaría de Comunicaciones y Transportes de México.

La aeronave Hawker Siddeley, con matrícula mexicana y propiedad de un particular mexicano, partió hacia Bonaire el 4 de noviembre al medio día del aeropuerto de Querétaro, en el centro de México, con siete ocupantes, entre ellos dos mujeres, dijo la dependencia en un comunicado.

"Se tiene información no oficial de los servicios de tránsito aéreo de Antillas Holandesa" de que cuando la aeronave arribó a la isla se presentó un nuevo plan de vuelo "hacia la Ceiba Honduras, con despegue tres horas después de su llegada a Bonaire", añadió la secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El comunicado informó sobre los nombres con los que se registraron los cinco pasajeros, aunque el viernes Miguel Angel Osorio Chong, secretario de Gobernación (interior), dijo que estas identidades eran falsas, igual que las de piloto y copiloto, quienes según el ministerio de Comunicaciones y Transportes, presentaron licencias de vuelo apócrifas.

De acuerdo con el comunicado sólo tres personas habrían viajado en el avión hacia Honduras. Uno de los cinco pasajeros que viajaron desde México, registrado como Issac Pérez Dubon, así como el piloto y el copiloto.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo el sábado que estaba sorprendido de que el gobierno de México hubiera enviado una nota diplomática pidiendo explicaciones sobre un avión que estaba "full (lleno) de cocaína".

Tras el anunció de Maduro, en Ciudad de México la cancillería anunció que llamará este lunes a consultas al embajador de Venezuela en México, Hugo José García Hernández, para que brinde detalles.

La cancillería mexicana indicó que las autoridades venezolanas nunca informaron sobre el contenido de la carga del avión.

La dependencia mexicana sostuvo que la nota diplomática de Venezuela sobre el incidente solo informó que la aeronave había ingresado la noche del 4 de noviembre sin autorización a espacio aéreo venezolano y que había sido perseguido por 40 minutos para luego aterrizar en una pista clandestina, sin que se conociera el paradero de sus ocupantes.

Venezuela ha difundido de su lado imágenes del avión reducido a cenizas luego de que militares procedieron a su destrucción.

Desde mediados de octubre, la Fuerza Aérea ha informado de cinco incidentes con aviones, pero en el caso de la nave mexicana es la primera vez que se da a conocer la matrícula.

lp.zm