Demandantes creen insuficiente fallo en Ecuador y Chevron señala ilegitimidad

Quito, 13 nov (EFE).- La petrolera estadounidense Chevron reiteró hoy que considera "ilegítimo" el fallo judicial en su contra emitido en Ecuador por daños medioambientales, pese a que la indemnización fijada, de más de 19.000 millones de dólares, fue reducida el martes a la mitad, una decisión que los demandantes lamentaron.

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador ratificó ayer, al resolver un recurso de casación, la condena por daño ambiental contra Chevron, pero redujo a la mitad el monto de la indemnización que la empresa estadounidense debía pagar.

Chevron fue condenada en 2011 en la Corte de la provincia amazónica de Sucumbíos a pagar unos 9.500 millones de dólares, monto que se duplicaba si la petrolera no pedía públicamente perdón por los daños imputados.

Los demandantes están satisfechos por la ratificación de la responsabilidad de Chevron en el daño ambiental, pero lamentan que se redujera la indemnización bajo el argumento de la CNJ de que los daños punitivos "no se encuentran regulados en el ordenamiento jurídico nacional".

Para Juan Pablo Saenz, abogado de los demandantes, la sentencia de la CNJ les permitirá ir a otros países a cobrar ese dinero como lo intentan ya en Argentina, Brasil y Canadá.

"Podemos ir a una serie de jurisdicciones que tienen como requisito que la sentencia sea de última instancia. Esto lo que hace es multiplicar nuestras opciones y posibilidades, a la vez que va limitando las acciones de Chevron", dijo Saenz en una rueda de prensa.

Añadió que los demandantes tienen un listado "de cerca de treinta países" a los que podrían acudir.

Para el abogado, se trata de una "victoria incompleta" y calificó de "desatino" la decisión de bajar la indemnización que, en su opinión, dejará "impune la arrogancia, el racismo, la mala fe y la irresponsabilidad" atribuidos a la petrolera estadounidense.

"No nos sentimos satisfechos al cien por ciento porque no le castiga ese mal comportamiento", dijo Humberto Piaguaje, dirigente máximo de la Unión de comunidades indígenas y campesinas de Amazonía, quien apuntó que han esperado "veinte años" la sentencia.

El dinero que Chevron debe pagar, según la sentencia, es "insignificante", si se le compara "con las vidas humanas" que se han perdido, así como por los daños al medioambiente, dijo Piaguaje en la rueda de prensa.

Chevron reiteró este miércoles que considera "ilegítima" la sentencia en su contra.

"La sentencia de Lago Agrio es tan ilegítima e inejecutable hoy como el día que fue emitida hace casi tres años", señaló James Craig, asesor de Comunicación de la petrolera para América Latina, en un primer comentario después del fallo de la CNJ.

Añadió que "la única decisión adecuada que la Corte Nacional de Justicia pudo haber tomado sobre el Recurso de Casación presentado por Chevron hubiese sido declarar nulo el proceso de Lago Agrio y dejar sin efecto la ilegítima sentencia".

A propósito de la sentencia de la CNJ, la Cancillería ecuatoriana manifestó en un comunicado que aunque esta "reduce la pena monetaria, vuelve a reafirmar la responsabilidad de la corporación petrolera" en los daños imputados.

La Cancillería señaló que "esto no va a limitar la posición firme del Gobierno del Ecuador para seguir adelante en defensa del prestigio internacional del país frente a los abusos de Chevron y a los tribunales internacionales de arbitraje que ha utilizado para intentar eludir sus responsabilidades".

Saenz reconoció la posibilidad de que Chevron plantee un recurso extraordinario de protección ante la Corte Constitucional, pero consideró que, tomando como referencia los "argumentos y los recursos que ha presentado la petrolera en el pasado, hay muy pocas oportunidades" de que ese tribunal "reciba un recurso de esta naturaleza".

Chevron, que adquirió en 2001 la petrolera Texaco, cuya operaciones en Ecuador son las que motivaron la demanda por daños medioambientales, ha demandado en Nueva York a los abogados de los demandantes por presunta corrupción y por haber orquestado un supuesto "fraude" en su contra. EFE

sm/cr