Menos de 27.000 inscritos en un mes en web de nuevos seguros médicos en EEUU

Washington, 13 nov (EFE).- Menos de 27.000 personas se inscribieron en un mes en los nuevos mercados de seguros médicos previstos en la reforma sanitaria en EE.UU. a través de la web del Gobierno, que ha registrado graves problemas desde su lanzamiento el 1 de octubre, según informó hoy el Departamento de Salud.

El total de inscritos entre el 1 de octubre y el 2 de noviembre fue de 26.794 en los 36 estados vinculados a la web del Gobierno federal, mientras que en el resto de estados, que gestionan sus propios mercados, la cifra fue de 79.931.

El número total de inscritos en todo el país en ese periodo fue de 106.185, de acuerdo con el Departamento de Salud.

Las cifras ofrecidas hoy están muy por debajo de las estimaciones del Gobierno, que había calculado en un principio que unas 500.000 personas comprarían los nuevos seguros en el primer mes de los seis en los que estarán abiertos estos mercados.

La Casa Blanca ya había adelantado en los últimos días que las primeras cifras oficiales sobre la inscripción en los nuevos seguros estarían muy por debajo de las expectativas iniciales, sobre todo debido a los fallos registrados en la web www.HealthCare.gov.

"Esperamos que los números crezcan exponencialmente en los próximos meses", explicó en una conferencia telefónica la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius.

Sebelius puso como ejemplo lo ocurrido en el estado de Massachusetts, donde se aprobó en 2006 una ley similar a la reforma sanitaria promulgada por el presidente Barack Obama en 2010 y las cifras iniciales de cobertura también fueron bajas.

El informe del Departamento de Salud destacó que entre el 1 de octubre y el 2 de noviembre casi un millón de personas (975.407) realizó el proceso para inscribirse, pero sin elegir todavía un determinado plan.

Además, 396.261 han resultado elegibles para optar al Medicaid, un programa de asistencia a personas de escasos recursos, y a los planes de salud para niños.

La aplicación de la reforma sanitaria, uno de los mayores logros del mandato de Obama, se ha convertido en un quebradero de cabeza para el Gobierno debido a los fallos en la web www.HealthCare.gov y a la promesa incumplida de que los ciudadanos podrían mantener sus actuales planes de salud si estaban satisfechos con ellos.

Desde que la reforma fue promulgada Obama y sus asesores han estado prometiendo que los ciudadanos podrían mantener sus actuales planes de salud si estaban satisfechos.

Pero la realidad es que la reforma establece una serie de estándares mínimos y, si un seguro no los cumple, debe ser reemplazado por otro de los ofrecidos en los nuevos mercados.

Obama prevé anunciar próximamente cambios para mejorar la reforma y su aplicación, según adelantó hoy en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"El presidente ha instruido a su equipo a que le den opciones que pueda revisar y pueden esperar una decisión de él y un anuncio más pronto que tarde", indicó Carney. EFE