Montan operativo en diario mexicano para evitar secuestro de periodista

Elementos de la Marina Armada de México montaron este miércoles un operativo en un diario de Veracruz (este) para evitar el secuestro de una de sus periodistas, informó a la AFP una organización civil de esa demarcación considerada de las más peligrosas del mundo para el ejercicio de esa profesión.

El despliegue de los elementos de las fuerzas armadas fue resultado de un trabajo de inteligencia efectuado tras detectar "una amenaza" de secuestro a Viridiana Bretón Feito, jefa de información del diario El Buen Tono, dijo Jorge Morales, integrante de la Comisión para la Defensa de los Periodistas de Veracruz.

Los infantes de la Marina Armada arribaron al diario -atacado y amenazado en otras ocasiones- para alertar a sus directivos que un grupo delincuencial planeaba secuestrar a Bretón, a quien inmediatamente trasladaron, junto con sus tres hijas, a una casa de seguridad, añadió Morales.

La periodista se encuentra "bajo resguardo y está bien", aseguró el activista.

Una tarde de noviembre de 2011 un comando ingresó a ese mismo diario, obligó a sus trabajadores a salir y roció gasolina sobre las computadoras de la redacción provocando un incendio que derivó en la pérdida total de las instalaciones. Hasta el momento ninguna persona ha sido detenida por ese delito.

Después de ese ataque, al menos otros tres de los periodistas se vieron obligados a renunciar al diario debido a amenazas de muerte.

"Por lo menos 20 periodistas han tenido que abandonar Veracruz por amenazas de muerte. Las condiciones para el ejercicio periodístico (en ese estado) no están dadas", dijo a la AFP Balbina Flores, representante en México de la organización civil Reporteros Sin Fronteras, que en 2011 ubicó a la demarcación como uno de los "10 lugares más peligrosos" para los comunicadores.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (ombudsman) tiene registrados el asesinato de 84 periodistas y la desaparición de otros 20 desde 2000, pero la violencia contra periodistas ha sido más cruenta a partir de 2006, cuando se recrudecieron las pugnas entre narcotraficantes y se militarizaron los operativos para detenerlos y que han dejado un saldo desde entonces de más de 77.000 muertos.

str-jg/arc