Dos detenidos por matanza de familia en mexicana Ciudad Juárez

Dos hombres fueron detenidos por la matanza de ocho familiares, incluidos tres niños, el fin de semana en Ciudad Juárez (norte de México) que pudo deberse a una deuda contraída por una de las víctimas, informaron este miércoles autoridades.

Los dos detenidos tienen 31 y 21 años y son trabajadores de una de las numerosas empresas conocidas en el norte de México como maquiladoras (fábricas de manufacturas destinadas a la exportación), dijo a medios Jorge González Nicolás, fiscal general del Estado de Chihuahua, al que pertenece Ciudad Juárez.

El funcionario dijo que los sospechosos han confesado su participación en el crimen y también "existen pruebas en contra de ellos", aunque todavía buscan al menos a un tercer cómplice que sería el autor intelectual de la matanza.

En los interrogatorios, los detenidos relataron que la noche del pasado sábado se presentaron en la vivienda de la familia para exigir a una de las víctimas el pago de una deuda por apuestas que ascendía a 1.500 pesos (USD 113).

Cuando la víctima se negó a pagar, los detenidos fueron a buscar a otros dos cómplices con los que, primero, ataron de pies y manos a miembros de la familia y después les asesinaron, llevándose el dinero que encontraron en la casa y tres camionetas, de acuerdo con el fiscal para la zona norte de Chihuahua, Enrique Villarreal.

"Todo fue por una apuesta que se dio en una pelea de perros 'pit bull' clandestina", señaló.

Entre las víctimas hay dos niñas y un niño y tres mujeres.

Según declaraciones recabadas por las autoridades, estaba previsto que la familia acudiera por la mañana a un evento del grupo religioso de la congregación Testigos de Jehová. Al no aparecer, sus feligreses acudieron a buscarlos y posteriormente denunciaron el asesinato.

Ciudad Juárez se convirtió en la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012) en el lugar más violento de México por las pugnas entre el Cártel de Juárez y el de Sinaloa por el control del mercado local de drogas y las rutas de tráfico hacia Estados Unidos.

La violencia derivada del narcotráfico en la ciudad -de unos 1,3 millones de habitantes- comenzó a registrar una disminución a partir de 2010 cuando el promedio de asesinatos era de 10 por día, aunque aún sigue siendo escenario de confrontaciones entre cárteles y de otros brutales crímenes como el asesinato a finales de septiembre de 10 personas a manos de un comando armado que acribilló a los participantes de una fiesta.

str-gbv/csc/ja