Magistradas de Iberoamérica alzan la voz contra la violencia y exigen equidad

La Paz, 28 nov (EFE).- La reunión en Bolivia de magistradas de once países iberoamericanos concluyó hoy con pedidos de equidad de género en el poder judicial para lograr el acceso real de las mujeres a la Justicia y un rechazo rotundo a la violencia contra las que son parte de ese órgano.

Estas conclusiones son parte de la declaración difundida al finalizar el XIV Encuentro de Magistradas de Iberoamérica "Por una justicia de género", que se realizó desde el martes hasta hoy en la región central de Cochabamba.

Las magistradas alentaron a los sistemas de justicia a que promuevan "políticas y estrategias con visión de género" y que fomenten la igualdad y no discriminación de las mujeres para garantizar su "acceso efectivo" a la Justicia.

También declararon "inadmisible" y rechazaron "todo acto de violencia" contra las mujeres que integran el sistema de justicia, al considerar que estas agresiones "legitiman y refuerzan las demás formas de violencia contra las mujeres que se dan en la sociedad".

Por ello, exhortaron a las autoridades a "sancionar oportuna y drásticamente estos hechos" y se plantearon realizar acciones concretas para "prevenir, sancionar y erradicar la violencia y toda forma de discriminación contra las mujeres en todas las estructuras" de los órganos judiciales.

También pidieron que la Justicia preste "especial atención" a los casos que involucren a mujeres "en situación de vulnerabilidad", entre las que mencionaron a indígenas, afrodescendientes, campesinas mujeres con discapacidad, menores de edad, adultas mayores e inmigrantes, entre otras.

Las juristas acordaron también promover donde corresponda la creación de tribunales y fiscalías especializadas para tratar casos de violencia machista y relaciones familiares, entre otros; además de establecer observatorios de justicia que vigilen la aplicación de las normas de protección a las mujeres.

Al evento asistieron magistradas de Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, México, Paraguay, Nicaragua y República Dominicana.

El encuentro fue organizado por la Oficina en Bolivia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Fundación Justicia y Género, la Unión Europea, la cooperación suiza y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. EFE