AI considera "perdido" el primer año de Peña Nieto en derechos humanos

México, 29 nov (EFE).- La Administración del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, "ha fallado en demostrar que los derechos humanos son su prioridad" durante su primer año, que la organización Amnistía Internacional (AI) consideró "perdido" en esta materia.

La "trágica situación de los derechos humanos en México ha dado pocas señales de mejorar" en el primero de seis años de gestión, en el que los abusos graves han continuado "amparados en la impunidad", debido al "bajo grado de prioridad" que el Gobierno ha otorgado al tema, afirmó AI en un comunicado.

Violaciones de derechos humanos como desapariciones forzadas, feminicidios, abusos contra migrantes y ataques contra defensores de derechos humanos y periodistas han continuado durante este último año, y han aumentado la brutalidad policial contra manifestantes y las detenciones arbitrarias, destacó.

La ONG lamentó que las acciones del Gobierno mexicano se hayan centrado en "múltiples iniciativas (...) para promover la modernización del país", mientras que los derechos humanos han estado "fundamentalmente ausentes de esta actividad".

Además, los "avances positivos" como la nueva Ley General de Víctimas, la creación de una Unidad Especializada en Búsqueda de Personas Desaparecidas en la fiscalía y el Programa Nacional de Derechos Humanos no han tenido "impacto real" en México, afirmó.

La prueba de que Peña Nieto no ha dado prioridad a poner fin a la "epidemia de violencia y abusos (...) que caracterizó a la gestión de Felipe Calderón" (2006-2012) es, según la ONG, que el Gobierno no estudiará hasta marzo próximo las recomendaciones de integrantes del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Las recomendaciones realizadas en octubre pasado "contribuirían a mitigar esta grave crisis de derechos humanos" si se cumplieran "cabalmente", destacó Amnistía.

Acabar con "los graves abusos" y "la escandalosa impunidad" requiere "un liderazgo fuerte, voluntad política, acciones coordinadas, recursos adecuados y un diálogo efectivo con la sociedad civil", dijo en el comunicado el director ejecutivo de AI en México, Perseo Quiroz.

"Estos elementos han estado evidentemente ausentes de la agenda política", apuntó y recordó que el Gobierno de Peña Nieto, que arrancó el 1 de diciembre de 2012, "ha dejado pasar numerosas oportunidades para demostrar su compromiso" y debe "tomar medidas inmediatamente".

"La sociedad mexicana, y en especial las víctimas, no esperarán por siempre", advirtió la organización humanitaria. EFE