Canciller panameño asegura que su país "dejó de ser paraíso fiscal hace años"

Alida Juliani Sánchez

Buenos Aires, 29 nov (EFE).- Panamá "dejó de ser un paraíso fiscal hace muchos años" y colocarlo en la lista de los países que no cooperan en esa materia es "discriminatorio", señaló hoy el canciller panameño, Fernando Núñez Fábrega.

En una entrevista con Efe en la capital argentina, Núñez Fábrega repasó los principales puntos de la reunión que mantuvo este jueves con su homólogo argentino, Héctor Timerman, principalmente el referente a la inclusión de Panamá en una lista argentina de territorios de baja o nula tributación.

"Hemos tenido, por razones de prestigio, que recurrir ante la OMC (Organización Mundial del Comercio), porque al colocarnos en esa lista se nos discrimina", señaló el canciller panameño, para quien esa situación perjudica más a los empresarios argentinos que van a invertir en su país que a los panameños que lo hacen en Argentina.

"Cuando venimos acá (los panameños) sí nos dan todas las ventajas, pero el que va allá tiene miedo de que el día de mañana el ente fiscal argentino le pida explicaciones de qué fue lo que hizo", explicó.

Según Núñez Fábrega, ambos países tienen sistemas tributarios diferentes, aunque con estructuras muy similares, sin embargo "en Panamá no tienes que declarar lo que ganaste fuera del país, y en Argentina sí, porque allí se sigue el sistema universal".

"A nosotros, nuestro sistema nos ha funcionado. La prueba es nuestra economía, el crecimiento, la gente se siente segura en Panamá", subrayó.

El canciller reivindicó que su país cumple todos los requisitos para no estar en "listas grises", porque pertenece al "centro de desarrollo de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), que son los 'sheriff' del mundo en lo que se refiere a materia fiscal".

En ese sentido recordó que Panamá ha firmado 11 tratados de doble tributación, -"nos faltan dos que están negociados", dijo-, 18 tratados de doble tributación, y diez de intercambio de información, "inclusive con los norteamericanos".

El ministro panameño hizo también balance de la situación de su país y de la gestión de su presidente, Ricardo Martinelli, a seis meses de la celebración de las elecciones generales.

"El panorama es bueno. El candidato del oficialismo tiene nueve puntos de ventaja y la oposición está muy fraccionada. Además, el eslogan del Gobierno es que se ha hecho más en cuatro años que en cuarenta, y en la última encuesta que vimos el 85 % del electorado cree que eso es cierto", dijo.

"Cuando ves eso, pensar que no vamos a repetir es muy difícil", añadió.

Núñez Fábrega indicó que viajará al país una misión del observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), "tal y como se lo prometimos" al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

"En Panamá no tenemos reelección, porque está constitucionalmente vedada, y no va a haber ningún intento de cambiar eso", remarcó.

El canciller destacó que el triunfo del Martinelli fue "porque la gente quería un cambio con respecto a los partidos tradicionales".

"La ventaja de un empresario es que dice: ésta es la meta y voy para allá. A los políticos que quieren hacerlo todo por consenso eso les parece una forma apresurada de hacer las cosas, pero se ha logrado", explicó.

Entre esas metas alcanzadas, Núñez Fábrega destacó la construcción de la línea de metro y de aeropuertos, la reestructuración de la Ciudad de Panamá, las infraestructuras portuarias y la ampliación del Canal, cuya finalización está prevista para mediados de 2015.

"Con ella duplicaremos la capacidad del canal. Este año proporcionará al Gobierno nacional 1.100 millones de dólares y los beneficios después de la ampliación serán enormes", concluyó. EFE

ajs/ar