Emergencia en el Caribe de Honduras por lluvias causadas por un frente frío

Tegucigalpa, 29 nov (EFE).- La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) declaró hoy "alerta roja" (emergencia) en el caribeño departamento de Colón, por las torrenciales lluvias derivadas de un frente frío que azota a Honduras.

"De acuerdo con los pronósticos, las siguientes 48 horas podrían ser críticas en ese departamento, con posibilidad de inundaciones severas", indicó la Copeco en un comunicado.

La declaración de emergencia en Colón regirá por 48 horas a partir de hoy.

Según el análisis del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y el Sistema de Alerta Temprana (SAT) del organismo de protección civil, en la zona de emergencia se producirán lluvias de entre 100 y 150 milímetros.

El jueves, la Copeco informó que dos personas murieron por sumersión a causa de las lluvias en los departamentos de Atlántida y Yoro.

En Colón, según el mismo organismo, en 48 horas se registraron precipitaciones de más de 225 milímetros.

La Copeco declaró el miércoles alerta amarilla (evacuación preventiva), por 72 horas, en los departamentos de Atlántida, Yoro, Colón e Islas de la Bahía, también en el Caribe del país.

Esa alerta continuará en la misma zona por 48 horas más, indicó la Copeco, que también ha declarado "alerta verde" (preventiva) en los departamentos de Cortés y Gracias a Dios, ambos en el Caribe, limítrofe con Guatemala el primero y con Nicaragua el segundo.

El mal tiempo con vientos racheados, oleaje alterado y descenso de las temperaturas continuarán, según la advertencia de la Copeco, que también ha hecho un llamamiento a la población a tomar medidas preventivas.

En la región caribeña, la Copeco ha instruido a la Capitanía de Puertos para que no se autorice la salida de embarcaciones a ningún sitio mientras el oleaje sea alto.

Los fuertes vientos a causa del frente frío también han causado daños en otras regiones del país, incluida Tegucigalpa (centro), como el derribo de árboles, postes de tendidos eléctricos y telefónicos; rótulos y techos de viviendas, entre otros.

En el norte del país, donde normalmente el termómetro oscila entre los 30 y 34 grados centígrados, la temperatura ha descendido hasta los 21, mientras que en algunas partes altas del occidente y centro el mercurio ha llegado a marcar entre 12 y 15.

El mal tiempo comenzó el pasado martes. EFE