Enrique Iglesias: la única esperanza de una niña secuestrada

Una imagen del popular cantante Enrique Iglesias ha protagonizado la única anécdota positiva que se puede extraer de uno de los sucesos más dramáticos que ha tenido lugar recientemente en Estados Unidos: la mediática liberación de tres adolescentes que llevaban dos años encerradas en casa por sus padres adoptivos y viviendo en condiciones infrahumanas.
Durante su prolongado cautiverio en unas habitaciones de las que apenas podían salir -de hecho, las niñas aseguraron a la policía de Tucson (Arizona) que no habían podido ducharse en seis meses-, las víctimas solo podían evadirse de su terrible situación aferrándose a sus posesiones más preciadas, entre las que destaca la mencionada foto de Enrique Iglesias que la mayor de las hermanas atesoraba dentro de su diario y que le ayudaba a soñar despierta con un futuro mejor.
"Cuando entramos en el inmueble para rescatar a la chica y detener a sus padres adoptivos, nos dijo que no podía marcharse sin hacerse antes con su diario y con su preciada foto de Enrique Iglesias, de la que decía que era su bien más preciado", reveló el jefe del departamento de policía de Tucson, Roberto Villaseñor, en declaraciones al diario New York Daily News, tras explicar que las hermanas menores, de 12 y 13 años, lograron escapar de la vivienda saltando por la ventana y posteriormente alertaron a las autoridades.
A pesar de que la impactante noticia ha dejado consternada a buena parte de la opinión pública, el hecho de que Enrique Iglesias haya jugado un importante papel -aunque indirecto- en una historia con final feliz a buen seguro llenará de orgullo a sus fieles seguidores, plenamente conscientes de que su ídolo, además de ser uno de los cantantes más populares de las últimas dos décadas, también se ha destacado como una de las figuras públicas más comprometidas con la tarea de aliviar el sufrimiento de los más desfavorecidos.
Tanto es así, que el cantante no dudó en hacer uso de su amplia presencia en las redes sociales para animar a sus seguidores a que contribuyeran con la campaña de emergencia iniciada por Cruz Roja en Filipinas, el archipiélago que sufrió recientemente los estragos del devastador tifón Haiyan y que además, es el país natal de la madre del famoso intérprete, la popular Isabel Preysler.